Saltillo, Coah.- Josefina, María, Vicenta, son algunas de las catrinas que nacen en el taller de Cynthia Fuentes. Artesana orgullosamente coahuilense, quien desde hace 12 años trabaja con papel maché y cartonería para la elaboración de catrinas.

Cynthia comenta que su gusto por las artesanías fue lo que la acercó a lo que actualmente hace, además, su marido fue quien le enseñó la técnica de trabajar con papel maché. Su especial interés por las catrinas, inició porque “quería una catrina grande, pero sólo encontraba pequeñas, hasta que decidí elaborar una de 2 metros” y a partir de allí no se detuvo.

Las catrinas son parte importante de las tradiciones mexicanas y en un principio fueron creadas para hacer una representación metafórica de la clase social alta de México antes de la Revolución mexicana. Posteriormente se volvió un símbolo oficial de la muerte usado en noviembre, mes en que se celebra el día de muertos.

Estas artesanías se elaboran con alambre, papel periódico y estraza, engrudo, pegamento blanco, pintura blanca, barniz (poliéster) y para la decoración, se usan materiales como tela, plumas, artículos de fantasía y pinturas de colores vistosos. El tiempo de realización de las catrinas, depende de su tamaño, ya que pueden llevarle al artesano, 8 horas o más de un mes. Las dimensiones también varían, en el caso de Cynthia, ella las elabora desde 30 centímetros, hasta los 2 metros.

La elaboración de calaveras, no sólo se limita a catrinas, sino también se incluyen hombres, niños, payasos, malabaristas, novios, personajes conocidos como Marilyn Monroe, Elba Esther, Clavillazo, entre otros. Todo depende de las necesidades del cliente, ya que también hace calaveras personalizadas. Cada pieza que sale del taller, tiene un nombre en especial, siendo nombres mexicanos tradicionales y no se repite ninguno.

Las catrinas de Cynthia han viajado por distintas partes del mundo, entre las que se encuentran Cuba, Amsterdam, Bélgica, Alemania, Houston, Austin, Laredo, así como dentro de la República Mexicana: Guanajuato, Michoacán, Tamaulipas, Monterrey, Distrito Federal y por supuesto, Saltillo, Coahuila.

Cynthia cuenta que el viaje a Amsterdam fue una experiencia inolvidable, ya que la invitaron a un homenaje para Saskia van Uylenburg, esposa del famoso pintor Rembrandt Van Rijn. Ella, decidió llevar alrededor de 16 catrinas, entre las que se encontraba una de 2 metros, que representaba a Saskia. Ella, junto al grupo “Viceversa”, quienes le hicieron la invitación, montaron un altar de muertos en la iglesia Oude Krek, lugar donde están los restos de la esposa del pintor. Las catrinas causaron sensación entre los holandeses, quienes no estaban familiarizados con esta tradición mexicana.

Actualmente, Cynthia trabaja en varios proyectos, entre los que se encuentra un carromato para “El tren de la historia”, ya que, hace unas semanas ganaron un concurso organizado por el Museo de Artes Plásticas de la Ciudad de México. “Para ellos fue una sorpresa que fuera una artesana del norte, ya que se cree que para acá no está la tradición de las calaveras, es más la tradición de Halloween, pero les demostramos que sí sabemos hacer las cosas”, comentó la artista.

En este carromato se representará a Guadalupe Victoria con el Ángel de la Independencia y el Palacio de Gobierno de la Ciudad de México de fondo.