San Pedro, Coah.- E l secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos Zepeda, destacó que Coahuila es un caso de éxito en México por sus avances en el combate a la inseguridad, que permiten, al momento, contar con resultados significativos en la baja permanente de los índices delincuenciales.

Afirmó que el Ejército seguirá en las calles porque se trata una exigencia de los ciudadanos.

En su gira de trabajo por Coahuila, el alto mando castrense, junto al gobernador Rubén Moreira Valdez, supervisó, en primera instancia, el adelanto que registra la construcción del Cuartel de San Pedro, así como la funcionalidad de las bases de operaciones militares de Viesca, Guerrero, Allende, Hidalgo, Juárez y Candela.

“Lo que estamos buscando es diversificar a nuestra gente, tener mayor cobertura en el territorio nacional, esa es la orden que tenemos del Presidente, que abarquemos más espacios donde podamos brindarle certeza a la sociedad”, dijo en breve entrevista, acompañado por el gobernador de Coahuila, Rubén Moreira Valdez.

El titular de la Sedena aseguró que la presencia militar en las calles depende de una orden presidencial, pero también de la exigencia de la sociedad.

-¿A corto plazo los militares no se retiran de las calles? –se le preguntó en entrevista colectiva.

“No nos vamos a retirar. No sé de dónde salió la idea. La gente es la que no quiere que nos vayamos, no es nada más la orden del Presidente de la República, es la propia sociedad la que nos está exigiendo que no nos vayamos y ahí vamos a estar mientras la sociedad lo pida y el presidente no ordene lo contrario”, expuso.

Combate a la delincuencia

Urgió al Congreso de la Unión a resolver el proyecto de ley de seguridad interior que avalaría la presencia del Ejército en las calles y delimitaría las facultades de cualquier autoridad en el combate a la delincuencia y la prevención de los delitos.

“Hay que preguntarle al Congreso, a la Cámara de Diputados específicamente. Lo hemos dicho desde hace 10 años, yo creo que ya es necesaria (...) obligar a todo mundo a tomar su responsabilidad, al Ejecutivo federal, al Legislativo, Judicial, a los estados, municipios, a quienes administran y procuran la justicia, a que cada uno de ellos haga la tarea que le corresponde (...) entre mejor Policía haya, menos militares; esa es la idea de la famosa ley de seguridad interior, generar las condiciones para que haya una ruta critica y que el Ejército vaya replegándose poco a poco a sus cuarteles”, señaló.

Citó el ejemplo de Tamaulipas, donde la presencia del Ejército es indispensable ante la racha de violencia que protagoniza el crimen organizado.

Recorre 69 Batallón de Infantería

Dentro de su gira de trabajo por el estado de Coahuila, el secretario de la Defensa Nacional (Sedena), General Salvador Cienfuegos Zepeda, estuvo la tarde del jueves en Saltillo, en donde recorrió las instalaciones del 69 Batallón de Infantería, así como de la Sexta Zona Militar.

Luego de una jornada que inició con la supervisión de las Bases de Operación Militar en los municipios de Hidalgo, Allende, Viesca, Juárez y Candela, además del nuevo cuartel de San Pedro, el titular de la Sedena, acompañado por el gobernador Rubén Moreira Valdez, así como por el secretario de Gobierno, Víctor Zamora, hizo una visita relámpago por dichas instalaciones.

Sin embargo, aunque el arribo estaba pactado para las 18:00 horas, de acuerdo a fuentes oficiales, fue el mal tiempo lo que ocasionó que la inspección se aplazará hasta las 19:00 horas, puesto que las autoridades castrenses y estatales se trasladarían en helicóptero desde el aeropuerto Plan de Guadalupe hasta las bases militares.

Inclusive, algunos vecinos de colonias del sur de la ciudad compartieron a través de redes sociales la presencia de un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana que sobrevoló a baja altura pasadas las 19:00 horas, para después aterrizar en el helipuerto del 69 Batallón de Infantería.

Luego de media hora, el contingente encabezado por Cienfuegos Zepeda, fuertemente custodiado, se movilizó hasta la Sexta Zona Militar donde ya se encontraban los elementos a la espera para efectuar la verificación del lugar.