Piedras Negras.- No hace mucho, las calles de Torreón estaban desiertas por el amago permanente de los criminales, quienes desde Piedras Negras impulsaban su estrategia para hacerse del control del Estado mexicano, aseguró el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, al señalar que los resultados de la entidad en el combate a la delincuencia organizada son ejemplo de lo que otros estados pueden hacer.

“Coahuila fue el primer estado en donde nos ocupamos (el gobierno de Enrique Peña Nieto) del problema de la inseguridad; el gobernador Rubén Moreira, entrón como es, no dudó en hacer todo lo posible por resolver el problema, que si bien no desaparece por completo, no es lo de hace cuatro años”, señaló al visitar esta frontera para poner en marcha el programa Somos Mexicanos, junto al secretario de Educación, Aurelio Nuño, para atender a los mexicanos repatriados de Estados Unidos y garantizar el acceso de los menores de edad al sistema educativo.

“En Piedras Negras empieza nuestro país y también aquí iniciaba el poder que (los delincuentes) tenían del Estado. Desde aquí les interesaba tener el control de los que regresaban, de los que querían ir y por supuesto de la sociedad entera”, expuso al hablar ante alumnos de educación básica y media superior, y luego de encontrarse con algunos repatriados.

“En Coahuila, hasta hace poco, hay que recordarlo, caminar en las calles, viajar en las carreteras era todo un problema en materia de seguridad. Hoy, si bien no está resuelto, hemos avanzado de una manera importante”, señaló.

Se remontó a marzo de 2013, cuando al frente del Gabinete de Seguridad visitó Torreón para poner en marcha el plan Laguna Seguro, que propició el despliegue de fuerzas especiales del Ejército Mexicano y de la Policía Federal para hacer frente a los narcotraficantes y secuestradores que tenían el control regional.

“Ese día la indicación que había dado la delincuencia fue: nadie salga, porque vienen los funcionarios del Gobierno de la República y va a haber problemas. Hubo amenazas directas y por supuesto que acudimos. Efectivamente, la gente, asustada, no estaba en las calles. Eran las 7:30 de la noche cuando llegamos a Torreón y las calles desiertas. Estaban esperando todo un evento y sí sucedió, les dijimos: se van a ir de aquí los delincuentes y van a dejar de lastimar a la sociedad”, recordó.

Luego, durante un encuentro con empresarios, el secretario de Gobernación destacó la reducción de los delitos de alto impacto en Coahuila, como el homicidio, a razón de 80%. “Muchos estados ya quisieran una veinteava parte de los resultados que tiene Coahuila”, destacó.

VARITA MÁGICA

En ese mismo foro, Osorio Chong defendió las reformas estructurales, cuya aplicación no fue popular para el presidente Peña Nieto.

“El Presidente ha tomado decisiones que podía haber dejado pasar, que podía haber dejado para otra generación, otro gobierno, como dicen por acá, patear el bote y pasarla tranquilo sin afectar estadísticas ni encuestas. Pero el Presidente no pensó llegar seis años a asumir una responsabilidad para que las cosas siguieran exactamente igual: atraso en el campo por falta de tecnificación, la educación en manos de unos cuantos, con una manipulación de más de 40 años al respecto; que pudiera estar la inseguridad como hasta hace cuatro años la teníamos, que pudieran no explotarse todos nuestros recursos naturales, que por décadas han estado sin poderse utilizar y otros países, incluso de otra ideología, comunistas, socialistas, han hecho reformas legales para utilizar sus recursos naturales”, sostuvo.

Se trata de reformas con resultados a largo plazo, “no varitas mágicas que de la noche a la mañana se pueden ver las cosas. No es como ver un puente terminado, tenían que ser acciones, reformas que permitieran ver un futuro mejor para nuestro país y no quedarse estancado como otros por falta de acciones”.

El Gobierno federal estaba consciente de las resistencias al cambio, señaló; “y cómo no, si en educación, en seis estados donde el control lo tenía un grupito, heredando las plazas a sus hijos, a sus papás aunque fueran o no maestros y decían a donde se iban a ir a trabajar esos maestros si no participaban en marchas; o que en telecomunicaciones quedara en algunas manos el control, que no hubiera mejores contenidos, mejores posibilidades de elegir alternativas de los usuarios de todos los aparatos que tenemos en las manos.

“En el tema energético algunos se cuelgan de la bandera, dicen que no pueden quitarnos nuestra soberanía. Lo que el Presidente pensó es que regiones tan ricas en recursos naturales y en energía como Coahuila o Tamaulipas no podían quedarse estancadas al resto del mundo”.

ATENCIÓN A MEXICANOS

Osorio dijo también que el Gobierno de Estados Unidos sabe que debe tratar bien a los mexicanos radicados allá, para eso hay un acuerdo con México, y también que la deportación debe ser con respeto a los derechos humanos.

“Dejaban a nuestros connacionales en cualquier lugar y circunstancia, hoy no lo permitimos. Tienen que tratar bien, como merecen, a nuestros connacionales y lo sabe el país vecino, por eso tenemos un acuerdo que todos cumplimos”.

“El Presidente ha mandado la instrucción de cuidar el tema de nuestros connacionales en materia de derechos humanos allá donde están, y por supuesto, recibirles como se merecen, que encuentren un país solidario.

“El mejor mensaje que podemos mandarles a los que todavía están allá, del otro lado de la frontera, es decirles que aquí estamos pensándoles, trabajando en favor de ellos y siendo solidarios, que su regreso sea una oportunidad, sea regresar a ser felices”, expuso.

Luego, en un encuentro ante empresarios de la Región Norte de Coahuila, dijo que el gobierno de Enrique Peña Nieto hará lo posible por mantener los acuerdos comerciales con Estados Unidos, aún y con los amagos del presidente Donald Trump.

“Hay quienes quisieran que estuviera el Presidente en el Castillo de Chapultepec y le declarara incluso hasta la guerra a Estados Unidos. Por Dios, nuestro Presidente quiere que las y los mexicanos sepan lo que les conviene para que funcione bien la relación”.