Saltillo.- El candidato de la coalición Por un Coahuila Seguro al gobierno del estado, Miguel Riquelme, reaccionó a las presiones de la oposición para que acuda a los debates propuestos por universidades y organismos de la sociedad civil, y no solamente a los dos que estarán a cargo del Instituto Electoral. “Voy a asistir a los oficiales, pero probablemente vaya a uno, o dos de los que nos están invitando, si hay tiempo y manera. Lo que pasa es que soy el actor principal de sus debates”, aseguró.

Resuelto, en un tono que no había aparecido en su campaña por la gubernatura, el priísta aseguró que el interés de sus adversarios por debatir, y especialmente del panista Guillermo Anaya, es que si no acude a los encuentros, “no hay debate”.

“Probablemente le caiga en el de la Ibero, que no cante victoria. A quien quieren ver los alumnos de la Ibero es a Miguel Riquelme. Están todos (los demás candidatos) peleando contra mi; donde yo no me presente no hay debate. Ellos quieren mi presencia en cualquiera de los foros, la van a tener el día 19 (en el primer debate organizado por el IEC, en Saltillo) y me van a conocer. Ya me invitaron al de la Ibero (en otro momento), con Chuy de León (diputado y coordinador general de la campaña de Anaya) y se arrepintieron, les fue muy mal”, expuso en entrevista luego de encabezar un encuentro con militantes en Saltillo.

Aseguró que no acudirá a todos los eventos para no distraer su campaña electoral, cuya programación llevó tiempo.

“Nos están invitando a cerca de ocho encuentros; yo sí tengo agenda, en qué ocuparme; ellos (adversarios) van al beisbol, van a pasearse con cinco, seis gentes (sic) que tienen en sus comités. El PRI y sus aliados tienen la agenda llena en toda la campaña, pero estoy listo para debatir el 19 y el segundo en Torreón en mayo.

“El que propone la Ibero es el 20, después del de el Instituto Electoral, pues que nos vean por la tele y van a ver que no es temor a nadie. Veo a todos los candidatos que iremos a debatir con conocimiento de causa, a lo que vamos, no veo a nadie con temor, mucho menos mi persona”, sostuvo.

“No creo que estén pensando que no se debatir, o no tengo argumentos, o que no tengo los tamaños para enfrentarme a cualquiera de ellos. Lo que no tengo es tiempo; voy a estar con los alumnos en su momento, voy a debatir con ellos, cuáles son las propuestas, qué es lo que requieren, pero a los encuentros no tengo tiempo de asistir porque sería frenar mi agenda y no asistir en los municipios que más me importan dentro de mi estrategia electoral”, aseguró.