Eagle Pass, Tx.- Luego de trascender que el FBI y Texas Rangers investigan la amenaza de muerte que recibió el fiscal de distrito, Roberto Serna desde o en Crystal City, el Departamento del Sheriff de Maverick no ha designado a oficiales como escoltas ni a su persona, ni a las oficinas ni a su domicilio.

Lo anterior lo dijo el sheriff Tom Schmerber, quien aseguró que desde el viernes pasado se envió a algunos de sus elementos para resguardar la Casa de Corte, debido a que estaban programadas algunas audiencias, inclusive oficiales de la Policía se mantuvieron en vigilancia discreta en puntos cercanos al lugar.

Debido a que es una investigación que hacen autoridades federales y estatales, localmente no ha trascendido el resultado de las mismas, si fue en forma personal, escrito, vía telefónica o a través de alguien la amenaza, el fiscal mantiene en reserva de brindar cualquier declaración al respecto.

Lo cierto es que la información trascendió a nivel regional, pues un medio de comunicación en San Antonio difundió lo sucedido tras tener conocimiento de la amenaza.