Ramos Arizpe, Coahuila.- Mientras que el gobernador Miguel Angel Riquelme Solís y la alcaldesa Lilia María Flores Boardman han realizado giras económicas en el extranjero para atraer inversiones a Ramos Arizpe, gente externa al Municipio, que se dice allegada a la alcaldesa, pide aportaciones “voluntarias” para no obstaculizar la instalación de empresas.

Como muestra, hay más de 20 espectaculares clausurados y diversas obras de construcción de comercios en la misma situación, por órdenes de personas ajenas al Ayuntamiento, informó el empresario Gerardo Covarrubias Chávez.

También hay tres o cuatros empresas que fueron autorizadas ante el Cabildo para instalarse, sin embargo, cuando empiezan los trabajos de construcción, sin motivo legal son
clausuradas.

En primera instancia, el Cabildo autoriza los permisos y licencias de edificación y luego, hay funcionarios que “echan para atrás lo autorizado con intervención de otras personas que no son funcionarios, interrumpiendo los trabajos o anulando las autorizaciones”.

“Esta situación es muy grave, ya que los empresarios de Ramos Arizpe y de Coahuila son inversionistas que requieren el mismo trato e incentivos que se da a las empresas que llegan del extranjero”.

“Se ha informado que la alcaldesa ha acompañado al gobernador a varios países para promocionar las ventajas de invertir en Ramos Arizpe y resulta absurdo que haya funcionarios que no trabajan con la misma tónica y ese es un factor que ya está generando inconformidad entre el sector productivo de la región”, expresó.

Añadió que buscarán una reunión de trabajo con Tita Flores para revisar la situación que prevalece en el municipio y solicitarán que se investigue a quien o quienes obstaculizan el buen desempeño de la alcaldesa.