Saltillo, Coahuila.- Entre la vida y la muerte se encuentra un hombre de 44 años luego de sufrir graves quemaduras en la mitad del cuerpo debido a que un tanque de gas explotó mientras era rellenado por un gasero desde una pipa.

Los hechos se registraron en una vivienda ubicada sobre la calle Manuel de Sitúa, en su cruce con el periférico Luis Echeverría Álvarez, en aquel sector del surponiente donde minutos antes de las 14:30 horas la familia Medina Pérez solicitó el servicio de una pipa de gas.

En la vivienda se presentó Alberoni Martínez, de 41 años, despachador de la compañía Con Gas, quien se dispuso a rellenar un contenedor con capacidad para 5 kilogramos, siendo momentos antes de concluir el llenado cuando sobrevino el accidente.

De manera repentina una flama salió del tanque, lesionando directamente a Antonio Medina Pérez, a su hermano Sergio, de 65 años, y al despachador, por lo que sus familiares notificaron alarmados la situación a través del 911.

Luego de unos minutos, paramédicos del cuerpo de Bomberos acudieron al sitio para brindar primeros auxilios a Antonio, quien fue trasladado hasta el Hospital General con quemaduras de tercer grado en el 40% del cuerpo y su estado se reportó como delicado.

Sin embargo, Sergio y Alberoni solamente sufrieron algunas quemaduras leves en los brazos, por lo que los brigadistas se apresuraron a apagar el fuego, que también alcanzó a quemar algunos objetos de la casa, logrando contener la situación a la brevedad.

Finalmente, el área fue asegurada por personal de Protección Civil mientras que elementos de la Policía Municipal se encargaron de tomar conocimiento y poner bajo arresto al despachador, ya que trabajadores de la gasera retiraron la pipa del lugar antes de que llegaran las autoridades.

PROHIBIDO

» Por ley los despachadores no pueden llenar cilindros de gas de 5 kilos con pipas por el peligro que representa, sin embargo es una práctica relativamente común entre estos trabajadores.