Ciudad de México.- Con un discurso que rompió el tono conciliador que hasta ahora había tenido la transición, Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, aseguró que se acababa la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción.

En su intervención denunció el cinismo de quienes entregan un País con violencia, muertos, desaparecidos, rezagos sociales y grandes niveles de endeudamiento.

"Estamos en la noche de los cínicos o parece que aquí hay varios que no entienden el mensaje", lanzó.

Señaló que hay una crisis de derechos humanos sin precedente y el clamor de "¡Justicia, justicia, justicia!" recorre el País.

Refirió que hay un crecimiento económico decepcionante y se consolidó un Estado despilfarrador.

"La cifra de inversión más baja desde los años 40, el aumento de gasto corriente en exceso", enlistó.

Delgado expresó que llegó muy tarde la disculpa sobre el daño que le causó el Presidente Peña a la institución presidencial.

"Nos dejan la casa muy sucia, por más que la pinten de blanco", dijo.

Al final de su intervención, legisladores de Morena corearon: "¡Es un honor estar con Obrador!".