Saltillo, Coahuila.- La granizada que cayó en el valle de Derramadero provocó daños graves en dos naves industriales de las empresas Daimler y Chrysler, ocasionando un paro en la producción por más de tres horas que significaron una pérdida estimada inicialmente en más de 84 millones de pesos.

A las 7:40 de la tarde de este sábado la intensa granizada provocó daños en el techo de las dos naves industriales y perforaciones en las láminas de recubrimiento, ocasionando que las máquinas y equipos electrónicos se mojaran.

Tras el percance se ordenó el paro total en la producción mientras cesaban la lluvia y el granizo para luego comenzar con las labores de limpieza que se extendieron hasta el inicio del tercer turno.

Fuentes al interior de las plantas, ubicadas en Derramadero, señalaron que por cada media hora que estuvo parada la producción se generaban pérdidas de aproximadamente 12 millones de pesos.

A las 11:00 de la noche arrancó de nuevo el funcionamiento en ambas plantas y hasta el cierre de esta edición no se reportaron trabajadores lesionados por los daños causados en el techo de las dos empresas. Personal de ambas plantas informó que durante la madrugada se cambiarían los aparatos dañados por la lluvia y el granizo.