Saltillo, Coahuila.- El tono conciliador y de respeto que fijó Andrés Manuel López Obrador respecto a la Administración de Enrique Peña Nieto quedó sepultado ayer en el Congreso de la Unión, cuando los diputados morenistas arremetieron contra el Presidente en el marco de la entrega de su sexto y último informe de gobierno.

Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, aseguró que se acababa la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción. Denunció el cinismo de quienes entregan un país con violencia, muertos, desaparecidos, rezagos sociales y grandes niveles de endeudamiento. “Estamos en la noche de los cínicos o parece que aquí hay varios que no entienden el mensaje”, acusó.

EXHIBE CONGRESO PODER FRENTE A CAUTA OPOSICIÓN

El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, entregó al Congreso de la Unión el sexto y último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en el arranque se sesiones de la 64 Legislatura.

El nuevo presidente del Poder Legislativo, Porfirio Muñoz Ledo (Morena), le pidió al funcionario informar al Jefe del Ejecutivo que los representantes de las dos cámaras sí asistirán el lunes a Palacio Nacional y a la conmemoración de la Independencia, el 15 de septiembre.

“Dígale, por favor, si así lo tiene a bien, que sí pensamos acudir a las celebraciones patrias y a su informe de gobierno”.

Muñoz Ledo también se refirió que en este día “se consuma la transición”, previo a que los grupos parlamentarios presentaran su postura sobre el inform presisencial.

Legisladores de las tres principales fuerzas políticas en el Congreso de la Unión chocaron en opiniones al evaluar el cierre de la Administración del presidente Enrique Peña.

El diputado de Morena Horario Duarte dijo que la sociedad ya hizo su valoración sobre al Gobierno saliente, que fue de castigo en las urnas por sus malos resultados.

En tanto, el senador y coordinador de la bancada panista, Damián Zepeda, reprobó el sexenio, señalando que hubo una gran impunidad y una falta de crecimiento económico.

“Definitivamente hay un descontento muy fuerte de la ciudadanía, no hubo los resultados esperados, votaron por una proyecto en el que pensaron que tendrían beneficios y Enrique Peña Nieto entrega malas cuentas” , dijo.

Sin embargo, el coordinador de los diputados priistas, René Juárez Cisneros, difirió. Dijo que el presidente Peña Nieto “fue un transformador” de México sobre todo con las reformas estructurales, empero reconoció pendientes.

PRESUME BASES

A tres meses de que deje el cargo, Peña Nieto defendió que las reformas estructurales sentaron bases sólidas para un futuro mejor para los mexicanos.

Desde el índice del resumen de su último informe de gobierno, Peña Nieto separó el contenido bajo los apartados México en Paz, México Incluyente, México con Educación de Calidad, México Próspero y México con Responsabilidad Global.

Señaló que, aunque existen retos importantes, las reformas ya comenzaron a producir resultados.

“El Gobierno de la República ha trabajado durante cerca de seis años para cumplir los compromisos establecidos en beneficio de la ciudadanía, consolidar una sociedad de derechos y libertades, y establecer una plataforma firme para el futuro desarrollo de nuestro país”, indicó en su Sexto Informe de Gobierno.

Carlos Alberto Puente Salas, diputado del grupo parlamentario del PVEM, defendió los logros del Gobierno del Presidente ante las rechiflas de algunos de los legisladores presentes.

“El Partido Verde reconoce los logros que deja el Gobierno de Enrique Peña Nieto, reconoce su liderazgo, su valentía, visión de largo plazo, compromiso y amor por México”, expresó el legislador entre abucheos.

Entre expresiones como “mentiroso” y “fuera, fuera”, el diputado afirmó que en los días de decisiones difíciles, el Mandatario federal actuó como un verdadero jefe de Estado.

'CASA SUCIA'

Con un discurso que rompió el tono conciliador que había tenido la transición, Mario Delgado, coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, aseguró que se acababa la larga noche de violencia, estancamiento económico, pobreza y corrupción.

En su intervención denunció el cinismo de quienes entregan un país con violencia, muertos, desaparecidos, rezagos sociales y grandes niveles de endeudamiento.

Delgado expresó que llegó muy tarde la disculpa sobre el daño que le causó el presidente Peña a la institución presidencial.

“Nos dejan la casa muy sucia, por más que la pinten de blanco”, dijo.

ENTRE RECLAMOS

A medio discurso de Claudia Ruiz Massieu, senadora y dirigente del PRI, el grueso del Pleno en la Cámara de Diputados contó hasta 43 y reclamó justicia como la consigna de las protestas por el caso de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Después de afirmar que su partido no es mercenario de la política ni cambia de ideología cuando hay cambio de gobierno, la bancada de Morena respondió con el grito distintivo de las marchas del caso Iguala.

“Conocemos el egoísmo de oposición que todo rechaza solo por consigna, nosotros no seremos eso”, dijo antes de la interrupción, “esas actitudes son de partidos pequeños y el PRI es un partido grande”.

Entre abucheos y rechiflas, Ruiz Massieu defendió la gestión del Gobierno saliente en materia económica, educativa y comercial que, según ella, dejaron condiciones favorables a la próxima Administración.

AGENDA CONJUNTA

Ante la amplia mayoría por parte de Morena en ambas cámaras, el diputado José Ricardo Gallardo Corona, del grupo parlamentario del PRD, ofreció impulsar una agenda de izquierda durante el siguiente sexenio.

“Nos comprometemos a no ser obstáculo para la definición y aplicación de las políticas públicas y las acciones que el nuevo Gobierno proponga para solucionar los grandes problemas de la nación”.

Por su parte, Dante Delgado, líder de Movimiento Ciudadano en el Senado, retó a Morena y a López Obrador a echar abajo el precio de las gasolinas.

De no realizarlo, sentenció, será la primera traición que haga este partido que tiene la mayoría. (Con información de Reforma)