Saltillo, Coah.- Debido a que 12 fiesteros se negaron a bajarle a su música, pese a la intervención de la Policía Ambiental, sus casos ya se encuentran en los juzgados municipales a cargo de Héctor Manuel Cano de la Fuente y las multas irían de los 7 a los 15 mil pesos.

Es decir que de las 3 mil 221 quejas que han llegado a la Policía Ambiental, sólo 0.37% se está procediendo a la sanción económica por desobedecer las indicaciones sobre los niveles máximos de decibeles.

De a cuerdo con información del juez municipal, a la docena de ruidosos se les siguen “procedimientos de imposición de sanciones y fueron por exceder la Norma Oficial Mexicana NOM-081-SEMARNAT-1994”.

La función de la Policía Ambiental también es coadyuvar con los inspectores de la Dirección de Gestión y Control Ambiental para mantener el orden y son estos quienes se encargan de aplicar las sanciones que correspondan.

Durante los fines de semana gran parte de las quejas que llegan a los sistemas de emergencia y a la Policía Municipal es por ruido.

En la actualidad las sanciones por rebasar los 65 decibeles en las noches y 68 durante el día van desde el apercibimiento hasta multas de 7 a 15 mil unidades de cuenta.

Lo anterior según el Artículo 88 del Reglamento del Equilibrio Ecológico y Protección Ambiental del Municipio, que establece que quedan prohibidas las emisiones de ruido, vibraciones que rebasen los límites máximos permisibles establecidos en las normas oficiales.