Saltillo, Coahuila.- Ni el Gobierno del Estado ni los municipios tienen control del servicio de transporte tipo Uber o Cabify, que utilizan aplicaciones móviles y desconocen la ubicación de oficinas o representantes.

Por ello iniciaron operativos para detectar esas unidades. Por ejemplo, en Torreón detuvieron 30 que incumplían con cobertura de seguros y carecían de tarjetones de identificación, entre otros requisitos, por lo que cada conductor recibió multas de 15 mil a 20 mil pesos para recuperar el auto, informó Jesús Alfonso Tafoya Aguilar, director del Organismo Regulador de Transporte Masivo en Coahuila.

La ley obliga a las Empresas de Redes de Transporte que funcionan con apps a cumplir ciertos requisitos para operar, pero no exige permiso estatal o municipal.