Saltillo, Coahuila.- Maestras de la primaria Humberto Castilla Salas, ubicada en la colonia Balcones de Morelos, sacaron del salón a un estudiante y lo dejaron solo en una banca, lejos de sus demás compañeros, para después sacarlo del plantel, a la calle, cuando llegaron sus papás.

Familiares del menor denunciaron esta acción debido a que se puso en riesgo la integridad del niño, ya que no estaba supervisado por un adulto bajo el argumento de una mala conducta con sus compañeros, que es aceptada por los papás, pero que no justifica la expulsión del salón de clases y del propio plantel escolar, comentaron.

“La directora me habló para decirme que el niño se estaba portando mal, me dijeron que estaba escupiendo a otros niños, que ya no lo quieren aquí, que me lo lleve; lo sacaron y lo pusieron en las bancas, después de ahí le hablaron a una patrulla y les dije a los oficiales que no estaba haciendo nada; nos fuimos para afuera y ya no nos dejaron entrar”, dijo Miguel Martínez, tío del menor.

La molestia fue que, a su parecer, se puso en peligro al niño, pues fue sacado del plantel, situación que se ha repetido anteriormente debido a que el niño es constantemente rechazado por su mala conducta.

No obstante, Sergio Santos, supervisor de la Zona Escolar 131, negó los dichos y dijo que se investigará el problema para darle
solución.

Según comentó, se ha tenido el reporte de mala conducta por parte del pequeño, quien cursa el quinto grado, aunque no aprobó la actitud de los maestros y dijo no poder dar una versión de los hechos sin antes saber qué fue lo que pasó.

“Sé que no pasó, conozco el trabajo de la escuela, los maestros son bien responsables, tratamos siempre muy conscientemente las condiciones de los niños; a veces agrandamos las cosas, la escuela está trabajando lo que corresponde, es el decir del señor y hay que escuchar la otra parte”, comentó Santos.