Frontera, Coah.- Una mañana de terror vivieron una docena de pasajeros de un camión de transporte público que fue alcanzado por la lluvia en un puente a desnivel de la calle Soledad en la colonia Occidental del municipio de Frontera, cuando repentinamente el agua lo cubrió por completo, saliendo por las ventanillas para subir al techo y luego escapar nadando y por una escalera.

Fue a las 10:00 horas que el camión de la ruta de la Occidental se quedó atrapado, señalando testigos que no fue por la imprudencia del chofer, sino porque súbitamente una gran cantidad de agua bajó hasta inundar la máquina y el interior de la unidad.

Rápidamente marcaron al 911, pero nadie les respondía, señaló Consuelo Silva Autes, habitante del sector, por eso los vecinos buscaron la manera de ayudar a quienes estaban atrapados, escapando más de uno nadando hasta la orilla de la calle donde está el paso peatonal.

Sin embargo, la mayoría de los pasajeros tuvo que ser rescatada usando escaleras, por las cuales, aún bajo la torrencial lluvia, uno a uno, escaparon de la inundación.
afectaciones

fddf

Las fuertes lluvias dejaron calles anegadas en los sectores Borja y Zona Centro, además de seis familias afectadas por las inundaciones en sus viviendas.
Desde las 5:00 horas de ayer comenzó a llover y cesó alrededor de las 11:00 horas, por lo que la ciudad rielera resultó afectada, obligando a las autoridades municipales a pedir apoyo al 105 Batallón, enviando personal experto en el Plan DN-III, agradeciendo también a Fuerza Coahuila.

Florencio Siller Linaje, alcalde de Frontera, declaró que con respecto al puente a desnivel la solución definitiva es el puente elevado tanto vehicular como peatonal, para evitar este tipo de contingencias, al impedir la circulación.
“Las bombas extractoras de agua no ayudaron, una de ellas estaba apenas a la mitad de su capacidad y la otra no funcionó, la solución real y por la que estamos trabajando, es el puente vehicular elevado”, dijo.

Reconoció que es lamentable que por este tipo de contingencias deban urgir a las autoridades federales, para que aprueben la millonaria inversión para la construcción del puente elevado.

Apoyándose con los militares se mantuvieron en el puente a desnivel, donde llegó la maquinaria pesada para colocar bordos y evitar que más agua fluyera hacia el puente, y al cesar la lluvia logró que Ferromex quitara los vagones para que pasaran carros y peatones.

VECINOS SE ARRIESGAN

La desesperación por llegar a su trabajo y escuela hizo que algunos ciudadanos expusieron sus vidas para atravesar por los vagones del tren aunque la máquina estaba encendida y en diversos momentos avanzaba para hacer cambio de vías.
José Ignacio, vecino afectado, dijo que es el mismo problema al que se enfrentan cada vez que llueve, porque deben atravesar por los vagones.

LIBERAN EL PASO

Juan José Castilla Ramos, director de Seguridad Pública de Frontera, declaró que llamaron al personal de Ferromex para que facilitara el paso de vehículos y personas, pero fue hasta el mediodía cuando permitieron la circulación.
El objetivo era darle fluidez a la circulación, sobre todo para los peatones que evitaran rodear, logrando hasta después de las 12:00 horas que quitaran los vagones