Saltillo, Coah.- El erotismo que llena el aire es lo que la escritora Nadia Contreras relata en su libro Sólo Sentir (Paraíso Perdido, 2018), obra ilustrada por Elena Guerrero y que explora esa pulsión que mantiene vivos al cuerpo y al alma.

Contreras en su concepción sobre el erotismo se encuentra colindante con la propuesta que el pensador francés Georges Bataille hizo sobre esta: “el erotismo está en la aprobación de la vida hasta en la muerte”.

“Para mí el erotismo es una relación carnal entre dos personas que buscan la trascendencia más allá del mismo cuerpo. Creo que el punto de ir más allá en la vida y los actos en los que nosotros hacemos, es lo que buscamos en la comunión entre dos personas. Este trascender es lo que valida nuestros actos. En el caso del erotismo no es sólo un asunto de la carne, sino cómo esto nos lleva más allá, y que parte desde el amor”, comentó la originaria de Colima.

Lo que la autora presenta en los relatos breves y poéticos de Sólo Sentir es hablarle a los lectores sobre las relaciones entre hombres y mujeres, mujeres y mujeres, hombres y hombres, seres que buscan llegar a ese momento culminante y “que parten desde las relaciones cotidianas para llegar a un avance más allá”.

A lo largo de la historia de la literatura el tema del erotismo ha fascinado a cientos de autores, pero han sido las mujeres quienes más han sufrido la censura.

“De entrada hay una reticencia a que una mujer escriba sobre esto y se ha visto a lo largo del tiempo. Pienso que en México y el resto del mundo hay una lucha para liberar estas ataduras para que las mujeres que se dedican a las letras puedan llegar más allá”, concluyó la autora de Figuraciones.