Por: Aurelio Pérez Rocha

Saltillo, Coah.-
La fama siempre ha sido un terreno difícil y hay que saber andar en él. Está más que comprobado que si alguien que no es emocionalmente maduro se vuelve de pronto el foco de atención, perderá el piso y no sabrá cómo lidiar con lo que esté viviendo a causa de tanta presión a la que está expuesto.

En el ámbito del entretenimiento sobran ejemplos de estrellas que vivieron momentos fugaces de gloria y que nunca más pudieron repetir el éxito. Resulta llamativo, tras el reciente escándalo de Demi Lovato, como son varios los casos de famosos que empezaron su carrera siendo referentes del público infantil y más tarde del juvenil, al amparo de poderosas empresas como Disney Channel o Nickelodeon, que tras un tiempo de estar en el candelero, empezaron a vivir una etapa de desenfreno, escándalos y adicciones.

En algunos casos llevar la vida al límite sólo empañó sus carreras, pero en otros, terminó por arruinárselas de forma irreparable.

DEMI LOVATO

Al igual que otras estrellas de Disney, la cantante ha acumulado legiones de admiradores, y aunque parecía tener una vida de ensueño, la verdad es que no supo lidiar con la fama. Cayó en conductas destructivas como adicción a las drogas y bulimia, además de manifestar problemas mentales como depresión y bipolaridad.

De todo ello dio cuenta en un documental de YouTube, donde confesó que requirió rehabilitación y tras seis años limpia recayó en la drogadicción, al punto de sufrir la reciente sobredosis de heroína que puso en riesgo su vida.

MILEY CYRUS

Como si aborreciera su carrera infantil, Miley hizo todo lo que pudo para dejarle bien claro al mundo que no quería que la ligaran más a su popular papel de Hannah Montana, idolatrado por millones.

La joven estrella de Disney borró su imagen inocente y sacó su lado salvaje, mostrándose como una estrella con enorme carga sexual, por lo que solía hacer actos escandalosos en sus shows, se rapó y vestía provocativamente. Además, Cyrus se volvió adicta al alcohol y a las drogas, principalmente a la mariguana, situación que se animó a confesar a mitad del año pasado, cuando decidió dejar todo atrás para volver a comenzar.

LINDSAY LOHAN

Este es uno de los casos más impactantes y mediáticos que por años ha dado de qué hablar a los tabloides alrededor del mundo. Miles han lamentado ver cómo una potencial superestrella se convirtió en una promesa fallida, porque aunque aún sigue trabajando, está muy lejos del éxito que logró a finales de los 90 como la carismática protagonista de Juego de Gemelas y más adelante ya como una estrella juvenil en Chicas Pesadas. Y todo por su adicción al alcohol y a la cocaína, que en 2007 le ocasionó varios arrestos. Desde entonces pasó varias veces por rehabilitación.

SELENA GOMEZ

A pesar de ser una de las exchicas Disney con mejor imagen tras ser parte de múltiples proyectos en esa cadena, la verdad es que tampoco la ha pasado del todo bien, ya que en 2013 estuvo dos semanas internada por problemas emocionales y adicciones.

El año siguiente no fue mejor, en enero de 2014 volvió a internarse por sus problemas con el alcohol y las drogas, un quiebre en su vida al que se sumó su desequilibrio emocional por su rompimiento con su entonces novio Justin Bieber. En 2016, se alejó de los reflectores y tuvo que tomar terapia para superar la depresión.

AMANDA BYRNES

Divertida y dulce en su programa The Amanda Show, en 2013 empezó a comportarse muy extraño por redes sociales. Fue arrestada luego de que un bong (para fumar mariguana) se cayera de la ventana de su departamento en Nueva York, así como por manejar en estado de ebriedad e hizo un pequeño incendio fuera de la casa de un desconocido.

Después de todos esos altercados, el año pasado en el programa Good Morning America confesó: “no he sido completamente honesta”. Byrnes reveló que había estado bajo el uso y consumo de sustancias ilícitas. “Estaba drogada e intentaba ser divertida”, dijo.

ZAC EFRON

Otro ejemplo de que ser un joven galán con millones de fanáticas no es tan maravilloso como parece. La exigencia de siempre lucir como la gente espera es agotador; tener una vida tan agitada en cuanto a relaciones públicas, eventos y demás provoca una enorme presión y orilla a los famosos a buscar un escape. Zac, como otros tantos, lo halló en las drogas. Sus fanáticas se escandalizaron cuando en 2013 supieron que tras tocar fondo en su adicción a la cocaína, su ídolo tuvo que entrar a rehabilitación.

SHIA LABEOUF

Se inició en películas de Disney hasta que alcanzó fama mundial al estelarizar Transformers, pero desde entonces ha protagonizado numerosos escándalos por infringir la ley, ya sea por manejar y acudir a sitios públicos alcoholizado, donde provocó escándalos, a la par de golpear en varias ocasiones a personas.

En una entrevista el polémico actor confesó que probó las drogas a los 12 años y reconoció que el alcohol casi arruina su vida, adicción de la cual recibió tratamiento en 2014.

MISCHA BARTON

Alcanzó popularidad gracias a su participación en la serie The OC, aunque en realidad tiempo atrás, en 2002, siendo ella una adolescente, Disney la dio a conocer en la película televisiva A Ring of Endless Light, lo que le dio un gran impulso a su carrera. Sin embargo, en 2007 fue arrestada por conducir en estado de ebriedad y todo se vino abajo; se alejó de los reflectores y se hundió en las drogas.

A principios del año pasado unos paramédicos la encontraron en la calle semidesnuda gritando incoherencias, situación sobre la que luego la actriz argumentó que “alguien” la había drogado en una fiesta.