Saltillo, Coahuila.- Las historias llegan sin buscarlas, y en el caso de Mónica Castellanos fue a través de un encuentro con un artículo de Gilberto Bosques, un diplomático mexicano que durante la Segunda Guerra Mundial participó activamente para bien de miles de personas.

La historia del cónsul impactó tanto a Castellanos que la llevó a escribir Aquellas Horas que nos Robaron. La Historia de Gilberto Bosques (Grijalbo, 2018), novela histórica que relata la vida de un hombre cuya humanidad pudo más que las responsabilidades propias de su puesto.

“La literatura y en este caso la novela nos invitan a reflexionar. En el particular caso de las novelas históricas nos hacen ver y conocer esos momentos en los que el hombre ha sacado su lado más oscuro de sí mismo y también en donde ha salido lo más bello. Esta novela en concreto intenta retratar eso, no sólo en la figura de Gilberto, sino también en la de muchos otros personajes”, explicó la autora a Zócalo durante su presentación en la Feria Internacional del Libro 2018 la tarde de ayer.

Fueron alrededor de 30 mil refugiados quienes durante el régimen nazi hicieron que Bosques fuera considerado un héroe, ganándose homenajes en otros países, pero no en México. Para Castellanos, el que un hombre de la calidad de Bosques no sea tan conocido es inaceptable, es por eso que escribió esta novela para “evitar que el nombre de una persona que defendió a otras, a pesar de estar en peligro, no sea ignorado. Estas personas merecen estar presentes en nuestras mentes porque nos enseñan que en la vida hay esperanza”.

Personas como Gilberto son las que salen a relucir en los momentos de adversidad”, finalizó la autora en la FILC.