Monclova, Coah.- No vamos a poner en riesgo a las 536 familias que habitan en el fraccionamiento Los Cedros por construir 55 nuevas casas, sostuvo el dueño de la constructora Osman, Andrés Osuna Mancera, a propósito de que los trabajos previos que se realizaron para construir el nuevo complejo habitacional, provocaran que grandes cantidades de agua ingresaran al sector después de que por las lluvias se desbordó el arroyo Frontera.

Si el estudio hidrológico que se realizará arroja que no es conveniente construir viviendas, no se construirán, no pasa nada, tenemos otros predios donde podemos hacerlo, expresó el también presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda en Coahuila.

“No por hacer nuevas casas vamos a afectar a las que ya están, si no es conveniente, no las hacemos; son nuestros clientes y lo que menos queremos es afectarlos”, añadió.

Dispuesto a detener la construcción

El constructor Andrés Osuna dijo que apenas se encontraba tramitando los permisos de Obras Públicas y del Simas para la construcción de las nuevas viviendas y que sólo se había trabajando en el relleno del predio.

Pero señaló que las lluvias atípicas provocaron que se desbordara el arroyo Frontera y se formara una laguna cuya agua tomó su cauce por las calles Isla Mujeres y 147 del fraccionamiento Los Cedros.

Comentó que el Ayuntamiento tuvo qué hacer una especie de canal para que el agua regresara al arroyo Frontera; actualmente su constructora trabaja en una protección con material de buena calidad, no escombro, a fin de prevenir que otra vez se inunde el fraccionamiento Los Cedros.

Como empresario de la construcción de fraccionamientos habitacionales, dijo que no le interesa construir uno en una zona que no es propicia para ello, tal y como lo han hecho otras empresas.

Añadió que no quiere estar al pendiente de si el sector se va a inundar o no cada que vez llueve, “nosotros construimos fraccionamientos seguros”.