Saltillo, Coah.- La sesión del Congreso del Estado fue interrumpida por la Coalición de Trabajadores de la Educación Pública, quienes invadieron el área de curules y derribaron los acceso al pleno legislativo para exigir el cumplimento de los compromisos acordados con el Ejecutivo el pasado 14 de mayo.

En los que se estableció la suspensión de los pagos inconstitucionales y la amenaza con dejar sin servicio médico a quienes incumplan con dichas aportaciones "voluntarias".

Así como el incumplimiento en los adeudos de entidades aportantes como la Dirección de Pensiones de los Trabajadores de la Educación y el propio Gobierno del Estado.

Trabajadores activos y pensionados de todas las regiones de Coahuila permanecen en el Congreso del Estado con mantas, lonas y carteles exigiendo la seguridad social por la que hicieron aportaciones más de 30 años durante su labor como docentes.

Y exhortar a la Comisión de Trabajo y Previsión Social que emita el dictamen correspondiente para contar con una nueva Ley del Servicio Médico que ponga fin a las injusticias de las que somos víctimas, dijeron.

¡Sin dictamen no nos vamos!, gritaron una y otra vez invadiendo las instalaciones del Congreso sin que la sesión pudiera continuar.