Nadadores, Coah.- Amenazada con retirarle el servicio médico que por ley mantiene con la empresa para la que trabaja, Rosa Guadalupe Delgado, denunció el mal trato y engaño del que fue víctima por el director de la Clínica 74 de Nadadores, Juan Carlos Valles, y del médico familiar y ex alcalde Óscar Leos Pompa, quienes le negaron una incapacidad por fractura y le dijeron “que se fuera a trabajar”.

Empleada de la maquiladora Alphabet de México, oriunda de Nadadores, dijo que desde un principio batalló para conseguir una primera incapacidad, pero le dieron sólo 5 días, al regresar a consulta pidió se le ampliara y logró otros tres días más, pero al no ver avance en la recuperación de su dedo meñique del pie fracturado, volvió a solicitar más incapacidad, misma que le fue negada por el médico familiar.

“Yo le dije a Leos Pompa que me diera más, y él me decía que ya no traía nada; pero consulté con un traumatólogo externo y me dijo que es una fractura en mi dedo, que mantiene mi pie inflamado, al regresar la noche del lunes me dijo que viniera este martes para hablar los dos con el director, que él me apoyaba, pero me engañó y el director me dijo que no; además de discutir con él, me dijo que me suspendería el servicio médico”, declaró.

“Siempre ha habido quejas de este hospital, sólo hay médico y eso a veces, apuntan a cuatro pacientes diarios y dan mal servicio”, dijo.