Ramos Arizpe, Coah.- Pese a que el Centro de Integración Juvenil CIJ en Ramos Arizpe lleva a cabo las acciones de prevención para el consumo y abuso de sustancias, continúa sin el personal necesario para ofrecer la rehabilitación a quienes ya tienen una adicción.

Por ello deben acudir hasta el CIJ de Saltillo para retomar las terapias y charlas necesarias para su recuperación, aunque de los 60 jóvenes canalizados pocos continúan el tratamiento ante lo que implica trasladarse hasta la capital del estado.

“Cuando son canalizados aquí, desertan porque la situación económica que atraviesan no les permite ni siquiera trasladarse hasta Saltillo”, admitió Norma Pérez Reyes, responsable de ambos centros.

Aunque señaló que ya se encuentran en pláticas con las autoridades municipales de Ramos Arizpe para que se complete la plantilla que se requiere bajo las normas de salud para ofrecer tratamiento en esta sede, pues sólo se cuenta con una psicóloga y una trabajadora social.