Saltillo, Coah.- La Fiscalía General del Estado desechó la denuncia interpuesta por Ignacio Martínez Pacheco en contra del padre Meño, por violación equiparada, porque el delito ya prescribió. Sin embargo, según el Código Penal de Coahuila, ese delito no prescribe.

El también activista se enteró de que la Fiscalía de Coahuila emitió un no ejercicio de la acción penal por prescripción, por la segunda denuncia al padre Juan Manuel Riojas, por violación equiparada en contra de Martínez Pacheco cuando este era seminarista menor de edad.

Sin embargo, ante este revés a la posibilidad de que el exsacerdote enfrente un segundo juicio por pederastia, el presunto afectado ya anunció que en breve él y su abogada Dalia Ramírez viajarán a Coahuila para impugnar la resolución de la Fiscalía, apelando al Artículo 174 del Código Penal, inciso V de la sección A