Ciudad de México.- La pasión por el fútbol puede poner a la gente a situaciones inimaginables, pero esta vez, un aficionado del Club América llevó su fanatismo un poco más lejos. Un hombre de El Paso, Texas, fue acusado de matar a su hija de cinco meses el pasado viernes 3 de mayo, mientras intentaba ver a sus Águilas contra el Veracruz.

El imputado fue identificado como Pedro Favela Salgado y cometió el infanticidio luego de que el llanto de su hija, llamada América Salgado, le impedía ver el encuentro que los azulcremas disputaron ante Veracruz durante la Jornada 17 de la Liga MX del fútbol mexicano.

De acuerdo con Telemundo, la cadena televisiva de hablahispana en Estados Unidos, los reportes de la policía arrojaron que Pedro Favela Salgado se encontraba mirando el juego de su equipo favorito dentro de su residencia ubicada en la cuadra 125 de la calle Vaquero Lane, cuando la bebé empezó a llorar. Lo que desató su furia.

Favela Salgado admitió a los agentes que, desesperado por el incesante llanto de la menor, la sujetó con fuerza y la sacudió tomándola del rostro y después se dirigió a su habitación para continuar viendo el partido, dejando a la menor en la sala de estancia.

Una vez finalizado el encuentro que se llevó a cabo en el Estadio Luis "Pirata" Fuente", Favela Salgado regresó a la sala y se percató de que la pequeña América ya no respiraba. No conforme, Pedro no llamó al 911 y decidió llamar a su esposa Michelle Gutiérrez para mentirle diciendo que la menor se había caído de la carriola.

Al llegar al departamento, Gutiérrez informó a las autoridades de lo sucedido y la niña fue llevada al Centro Médico Universitario (UMC) donde perdió la vida. Tras el brutal episodio, los detectives de la Unidad de Crímenes Contra Personas (CAP) arrestaron al responsable, quien además de cuidar a la niña, también se hacía cargo de su hijastro, de 1 año y 9 meses, mientras su esposa laboraba fuera del hogar.