Ciudad de México.- De acuerdo con un paparazzi llamado Robert Barbera, Ariana no tiene derecho a publicar las fotos que él le ha tomado.

¿Por qué? Porque ella nunca pidió permiso o pagó un centavo... ella simplemente los tomó.

Así que decidió presentar una demanda contra la cantante este lunes, alegando que Ariana violó la ley de derechos de autor al publicar fotos que tomó de ella en su cuenta de Instagram.

La foto en cuestión retrata a Grande en 2018, cuando se encontraba en Nueva York y salía de un edificio con una bolsa que decía “Sweetener”, el nombre de su disco.

La publicación de Instagram de Ariana con la foto del paparazzo ha recibido más de 3 millones 390 mil ‘me gusta’.

Lo que Robert Barbera pide en su demanda es que Ariana le dé los beneficios que obtuvo de las fotos o 25 mil dólares por cada foto, cualquier cantidad que sea mayor.

Por su parte, este año Ariana implementó reglas súper estrictas para los fotógrafos durante su tour y, por ejemplo, ella les solicitaba firmar un acuerdo en el que cedían los derechos de todas las fotos que tomaran.