Piedras Negras, Coah.- El día de ayer fueron turnados ante el Ministerio Público Federal, siete inmigrantes centroamericanos que enfrentan cargos por ocasionar daños en las instalaciones federales del Instituto Nacional de Migración.

Los inmigrantes encendieron algunas colchonetas en el interior de la estancia provisional donde estaban retenidos en espera de ser repatriados, agobiados por el clima y tras varias semanas de detención.

Los detenidos por elementos de Fuerza Coahuila, fueron trasladados a las celdas de la Procuraduría General de la República PGR, donde enfrentaran cargos federales por los daños ocasionados en las instalaciones.

Se indicó que por el momento su proceso de repatriación quedo suspendido hasta que los cargos penales que enfrentan del fuero federal se resuelvan ya sea a favor o que purguen una condena.