Madrid, España.- La esquiadora estadounidense Lindsey Vonn, recientemente retirada con un amplio palmarés en el que destacan medallas olímpicas y el récord de victorias en la Copa del Mundo, fue distinguida este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de los Deportes.

En su acta, los miembros del jurado destacan que es "la mujer con más victorias en la historia de la Copa del Mundo de esquí alpino" pero también ensalzan la "capacidad de superación ante la adversidad" de la deportista de 34 años que en febrero puso fin a su carrera.

Se despidió de la competición por la puerta grande: con la medalla de bronce en descenso conseguida en Are (Suecia), sobreponiéndose a los problemas de rodilla que la lastraban desde comienzos de temporada y convirtiéndose en la medallista mundial de más edad.

Atrás dejó "una excelente trayectoria en los Mundiales y en los Juegos Olímpicos", indicó el jurado en su fallo anunciado en la ciudad de Oviedo, en el norte de España.

Además de su récord en categoría femenina de 82 victorias en Copa del Mundo, a solo cuatro del récord absoluto del sueco Ingemar Stenmark, Vonn atesora ocho medallas mundiales (dos de ellas de oro) y tres medallas olímpicas, entre ellas el oro en descenso de los Juegos de Invierno de Vancouver en 2010.

Nacida el 18 de octubre de 1984 en Saint Paul (Minnesota, Estados Unidos) en el seno de una familia de esquiadores, Vonn empezó a esquiar con siete años y con solo nueve ya había disputado sus primeras pruebas internacionales.

Con apenas 20 años ya había terminado en primera posición en algunas pruebas de la Copa del Mundo y debutó en los Campeonatos Mundiales con una notable cuarta plaza en descenso y combinada.

Pero "fue su incorporación al Proyecto Especial de Atletas de Red Bull (...) lo que supuso una gran progresión en su carrera", indicó en un comunicado la Fundación Princesa de Asturias, organizadora de los premios.

El despegue definitivo se produjo en 2009, cuando se proclamó doble campeona del mundo en descenso y supergigante y revalidó el de campeona en la general de la Copa del Mundo.

Un año después ganaría las medallas de oro en descenso y bronce en supergigante en los Juegos Olímpicos de Vancouver y en 2012 consiguió ganar en la categoría de eslalon gigante en la Copa del Mundo, entrando en el selecto grupo de esquiadoras con triunfos en las cinco disciplinas.

Perseguida por las lesiones

Su carrera se vio lastrada entonces por las lesiones pero, aun así, Vonn siguió recopilando éxitos: victorias en la Copa del Mundo, un nuevo bronce olímpico en Pyeonchang 2018 y el récord de victorias en la Copa del Mundo, que ostentaba desde los años 1970 la austríaca Annemarie Moser-Pröll con 62 triunfos.

El jurado también destacó su "compromiso con las generaciones futuras" por haber creado en 2014 una fundación con su nombre en favor del empoderamiento de las mujeres jóvenes.

El de Deportes es el cuarto de los ocho premios internacionales Princesa de Asturias, considerados como los Nobel del mundo hispánico. En la categoría concurrían un total de 20 candidaturas, procedentes de ocho países.

El galardón consiste en una escultura de Joan Miró y una dotación de 50.000 euros (unos 56.000 dólares), un diploma y una insignia.

En la edición anterior, el premio deportivo recayó en dos alpinistas: el italiano Reinhold Messner, el primero en coronar los 14 ochomiles sin oxígeno artificial, y el polaco Krzysztof Wielicki, pionero en ascensiones invernales.

En el palmarés de la categoría figuran iconos del deporte como Carl Lewis, Miguel Induráin, Javier Sotomayor, Michael Schumacher, Rafael Nadal, Yelena Isinbáyeva o Steffi Graff.

Como es costumbre, los premios los entregarán los reyes de España, Felipe y Letizia, en un acto solemne previsto el próximo octubre en Oviedo, capital de la región de Asturias.