Piedras Negras, Coah.- La radio es imaginación, destaca Vicente Vargas, quien ha dedicado gran parte de su vida a este medio de comunicación que le ha dejado muchos buenos momentos.

Uno de los programas con el que es más recordado es “Piedras Negras de Noche”, donde el locutor apoyaba a grupos locales que llegaban al estudio, los entrevistaba y ellos hacían gingles para el programa.

Originario del ejido Presa de Guadalupe del municipio de General Cepeda, de donde llegó con su hermana a Piedras Negras, ciudad que adoptó como propia, Vicente entró a la escuela secundaria Pedro Agüero, que estaba ubicada en la escuela primaria Modelo, pero en el turno de la tarde.

Fue en 1979 poco después de haber llegado a tierras nigropetenses, cuando le ofrecieron trabajo como operador en la XHTA La Maquina, que tenía música en inglés y estación que se convirtió posteriormente en Dinámica.

De ahí pasó a la XEVM donde se tocaba música de nostalgia, lo que ahora es Back FM.

Y llegó a la XEIK que en 1983 era la La Súper Invasora y que tenía un estilo grupero. Fue ahí donde estuvo varios años, alrededor de 11.

En esa estación es donde tuvo un programa por el cual es muy recordado como locutor “Piedras Negras de Noche”, donde daba escenario a muchas agrupaciones de esta frontera.

Vicente Vargas tenía el agradecimiento de muchas agrupaciones por su programa que lograba proyectar su música, por lo que incluso en algunas canciones lo mencionaban.

Agrupaciones como Gerardo Sandoval y su Cuarta Dimensión y Los Inolvidables Estrellas de Piedras Negras, algunas de los que hacían dedicatoria en algunos temas.

Recuerda que en ese entonces era el encargado don Tomás García, más o menos en 1983, luego llegó el señor Camacho que duró poco.

Subraya que fue cuando la familia Juaristi compró las estaciones y se hizo una fusión porque solo eran tres estaciones la XEIK; XEVM y la XHTA.

“Se hizo la fusión con Multimedios, que era la que estaba en Vista Hermosa”, indica.

La estación era Estéreo Hits, lo que luego se convirtió en la Súper Estelar, además de la estación en Acuña, al juntarse Radio Zócalo con Señales de Oro.

Enfatiza que fue entonces que el CP. Francisco Juaristi Santos le encomienda las cinco estaciones de radio y ahora ya no estaría como locutor.

Hoy en día es ingeniero en grabaciones y está encargado de las estaciones de radio y el canal de televisión del grupo Zócalo en el área comercial.

Por lo que todo lo que tiene que ver con los comerciales, atender a los vendedores, para que los clientes estén contentos.

Su trabajo requiere sin duda mucha creatividad y es el director de muchas voces, que dependiendo el tipo de comercial y género, busca la voz y la música adecuada.

Y es así como pareciera que hace magia para captar la atención de los radioescuchas de las estaciones de Radio Zócalo y de Súper Channel 12, donde además los clientes quedan muy satisfechos con cada uno de los comerciales.

Se dice fácil 40 años, y el decano de la radio recuerda como si fuera ayer cuando era un adolescente de 14 años que entró a trabajar a la radio.

Y es que desde pequeño le llamaba mucho la radio, siempre la escuchaba, pero nunca se imaginó cuando era un niño, que iba a estar entre las voces, codeándose y aprendiendo de grandes locutores.

Todos estos años de gran dedicación, han sido además de gran satisfacción.

Al recordar sus inicios, enfatiza que acudió a la radio invitado por el locutor Martín Martínez Rodríguez, quien ahora ya está pensionado.

Primeramente le tocó cubrir los fines de semana y con tal de que le dieran la oportunidad, no le importó el horario o los días, hasta que le dieron un turno.

En ese entonces pudo estar con grandes locutores de quienes aprendió mucho como don Carlos Agundis, Josúe Jacob que era programador de la XEIK, Alberto Hutrió de la XHTA, Armando Díaz, Rosy Garza y muchos más.

“De ahí se va aprendiendo mucho de ellos”, indica.

Y aunque ninguno de sus cuatro hijos Vicente, Emmanuel, Janet y Gabriela Vargas Martínez, quisieran seguir sus pasos en la radio, se enorgullecen de lo logrado con su trayectoria.

SU PASIÓN
La mejor satisfacción, precisó Vicente Vargas al cumplir sus 40 años de trayectoria en radio, es que dio todo y sigue dándolo, porque le gusta mucho.

“Cuando te apasiona la radio, es una maravilla ,no te aburre, no te cansa”, subraya.

Uno de los momentos más felices en su trayectoria fue cuando Radio Zócalo le entregó un reconocimiento al cumplir 15 años de estar en el corporativo y la entrega fue en el Teatro de la Ciudad José Manuel Maldonado, donde estuvo acompañado de toda su familia.

Otro de los momentos felices era cuando tenía su programa Piedras Negras de Noche, donde entrevistaba a los grupos en cabina y les daba un espacio a su música.

Además del poder conocer mucha gente, hacer muchas amistades y poder estar en contacto con el público quien ofrece un cariño muy bonito.

Recuerda entre sus anécdotas un momento divertido cuando una chica quería conocerlo porque lo escuchaba mucho, pero cuando lo tuvo enfrente y lo vio le dijo que esperaba a una persona distinta.

“Escuchaba una voz gruesa y pensaba que era una persona robusta y no delgado”, dice entre risas.

Y así con ese humor, Vicente Vargas, sigue trabajando con gran entusiasmo y las mismas ganas que tenía como el primer día que piso una cabina de radio.