Israel.- El fiscal general israelí aplazó el miércoles para principios de octubre la fecha en la que el primer ministro Benjamín Netanyahu deberá comparecer para responder a las acusaciones de corrupción que pesan sobre él.

En una carta dirigida a los abogados de Netanyahu, el fiscal Avichai Mandelblit estipula que las audiencias deberán celebrarse el 2 y el 3 de octubre. En abril, las había fijado para el 10 de julio.

En su carta publicada el miércoles, el fiscal general hace referencia a la solicitud de Amit Hadad, uno de los abogados del primer ministro, de aplazar la audiencia al 14 de mayo de 2020, para que pueda examinar de manera exhaustiva los elementos del caso que le fueron transmitidos la semana pasada.

Los abogados de Netanyahu recuperaron tarde estos elementos, en protestar por honorarios impagados.

El fiscal rechaza la petición del abogado y estipula que "si es necesario, se organizará un día de audiencia adicional la semana siguiente al plazo acordado, no más tarde".

En febrero, Avichai Mandelblit había anunciado su intención de inculpar al primer ministro israelí por "corrupción", "fraude" y "abuso de confianza" en tres casos de donaciones recibidas por parte de multimillonarios, a cambio de buenas relaciones entre gobernantes y jefes e intentos de connivencia con la prensa.

El primer ministro, que ganó un quinto mandato en las elecciones legislativas del 9 de abril, niega rotundamente las acusaciones y denuncia una "caza de brujas".

Incluso acusado, Benjamin Netanyahu, de 69 años -de los cuales 13 en el poder-, no estaría legalmente obligado a dimitir antes de ser condenado y de haber agotado todas los procedimientos de apelación, lo cual llevaría años, explicaron expertos.

Según la prensa, su victoria en las legislativas podría reforzarle y permitirle introducir una ley para prohibir que durante su mandato responsables políticos sean acusados.