Sudáfrica.- Al asumir la Presidencia de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, aseguró que trabajará con todos los partidos representados en el Parlamento para lograr la transformación social y económica del país, aunque admitió que la tarea no será fácil.

“Trabajaré día y noche, lo mejor que pueda, para cumplir con nuestro mandato y en el mejor interés de nuestra gente. Me siento verdaderamente honrado con ser presidente de la gente de la República de Sudáfrica", indicó el antiguo colaborador del fallecido ex presidente Nelson Mandela.

"Lo haré, como lo hizo Madiba (Mandela), podré trabajar con reyes y reinas sin perder el toque común de nuestra gente, eso no lo haré", señaló Ramaphosa en su discurso de aceptación, tras ser designado al cargo por el Parlamento, dominado por el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA).

Ramaphosa, de 66 años, había asumido la Presidencia interina el año pasado, luego que su partido, el CNA, obligara al entonces mandatario Jacob Zuma a dimitir, en medio de acusaciones de corrupción y del descontento social por la crisis económica.

Al jurar para su nuevo mandato, el político admitió que su gobierno tendrá que enfrentar varios retos. “Los problemas que enfrentamos son enormes (...) vamos a tener que ser duros y tomar decisiones difíciles", sostuvo Ramaphosa, de acuerdo con la cadena estatal de radio y televisión SABC.

Ramaphosa anticipó que "al abordar las necesidades de nuestra gente" su gobierno deberá tomar algunas decisiones difíciles que podrían ser contrarias a ciertas personas o grupos de interés.

Asimismo, aseguró que será presidente de todos los sudafricanos y no solo de quienes votaron por el CNA, que ganó los comicios del pasado 8 de mayo, en un proceso que coincidió con el 25 aniversario de la llegada al poder de ese partido, tras el fin del régimen de segregación racial Apartheid.

Los líderes de la Alianza Democrática (DA), Mmusi Maimane, y de los Combatientes por la Libertad Económica (EFF), Julius Malema, partidos que quedaron en segundo y tercer lugar, respectivamente, en los pasados comicios, felicitaron a Ramaphosa, pero advirtieron que estarán pendientes de que combata a la corrupción.

El dirigente del Movimiento Democrático Unido (UDM), Bantu Holomisa, llamó al presidente a que cumpla su mandato desde un enfoque no partidista, mientras que el líder del Frente de la Libertad, Pieter Groenewald, lo instó a buscar la unión del país y garantizar la igualdad de derechos para todos los sudafricanos.