Salina Cruz, Oax.- Con la presencia de 350 autoridades comunitarias, profesores de la sección 22 de la CNTE y colectivos de derechos humanos, se realizó el Encuentro Regional “El Istmo es Nuestro” con la participación de 21 municipios de los estados de Oaxaca y Veracruz.

Celebrado en las instalaciones de la escuela primaria “Pedro Saenz”, en el puerto de Salina Cruz, los asistentes manifestaron la simulación con que se realizaron las consultas en el marco del “Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec”, encabezadas por la Secretaría de Hacienda y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en los meses de marzo y mayo, los cuales lejos de buscar el “desarrollo de los pueblos” fueron un “medio” para legitimizar la imposición de megaproyectos que beneficia principalmente a empresas extranjeras.

Entre las organizaciones participantes se encontraron la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), Sección 22 de la CNTE, Sol Rojo, comuneros de Unión Hidalgo, Comuneros mixes de Jaltepec de Candayoc, agentes municipales, Asamblea Popular del Pueblo Juchiteco, Código DH, entre muchos más.

Los asistentes exigen al gobierno de Andrés Manuel López Obrador sea respetado a nuestros pueblos el derecho a la información y demandan conocer información amplia y fidedigna sobre este megaproyecto del “Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec”, donde se pretende realizar la rehabilitación de vías férreas y construir un gasoducto.

“No vamos a permitir más imposiciones, como pueblos, como afectados directamente en nuestra tierra y territorio exigimos que se nos escuche y se nos dé información real y precisa. En las consultas sólo fuimos a escuchar propuestas y más propuestas, pero no realmente en qué consiste dicho proyecto”, dijo Carlos Beas Torres, integrante de la Ucizoni.

Agregó también que se ha reactivado una licitación del tendido eléctrico Ixtepec-Yautepec sin haber informado y tampoco consultado a las comunidades respecto a este megaproyecto sin haber consultado o informado a las comunidades.

Los comuneros de la localidad de Unión Hidalgo denunciaron las graves irregularidades en la consulta indígena que se realiza desde el año pasado para la construcción de un nuevo parque eólico propiedad de Eólica de Francia (EDF).

Al igual, un grupo de mujeres denunciaron que se les impidió expresar sus reclamos en la supuesta consulta del INPI; mientras que pobladores y autoridades de Playa Brasil, agencia municipal de Salina Cruz, denunciaron hostigamientos por parte de los individuos que desean expulsarlos de la zona debido a que se pretende ampliar el puerto de Salina Cruz.

Durante el foro, los ejidatarios de San Juan Guichicovi también denunciaron que no fueron convocados a la consulta del gobierno federal sobre el programa de desarrollo del Istmo de Tehuantepec a pesar de estar a un par de kilómetros de las vías férreas.

Finalmente, después de más de cinco horas de escuchar demandas, propuestas y exigencias, se acordó impulsar “un proyecto alterno” de buen vivir desde la concepción de los pueblos y rechazar de manera rotunda la imposición de proyectos que significan despojo, daños ambientales y destrucción de las culturas originarias en esta zona de Oaxaca.