Saltillo, Coah.- La primera vuelta de la campaña 2019 de la Liga Mexicana de Beisbol ha concluido y los Saraperos de Saltillo cosechan cuatro puntos al terminar en la quinta posición de la Zona Norte con récord de 24-32, un arranque de altibajos que deja muchos detalles por mejorar en busca de la postemporada.

El balance ofensivo del equipo fue bueno al terminar en quinto de bateo colectivo con promedio de .308, 90 cuadrangulares y 370 carreras producidas en 60 juegos. No obstante, el pitcheo nuevamente adoleció al ser décimo, con efectividad de 5.91.

La defensiva mostró mejoras en esta primera mitad de campaña, ya que el cuadro del Sarape es el tercero que más dobles matanzas realizó, con 78; sin embargo, fue el cuarto equipo con más errores, con 52.

En el plano individual, quien se lleva el MVP de la Nave Verde en esta primera vuelta es Juan Pérez; el jardinero central es líder del equipo en producidas (48), bases robadas (14), cuadrangulares (15) y anotadas (55), además de ser segundo en promedio de bateo con .342, sin duda, la mejor contratación en esta nueva era.

Con salidas intermitentes, pero Raúl Zoe Carrillo y Jonathan Sánchez lideran la rotación abridora de los verdes con seis victorias, siendo el puertorriqueño el líder en ponches del equipo, con 65. Pero quien se lleva la distinción a lo mejor del pitcheo es Rafael Martín-Romero, quien con 13 salvamentos en 15 oportunidades, es el tercer mejor cerrador de toda la LMB; también lo hecho por Mario Meza resalta al tener marca de 3-1 y 3.64 de efectividad en 33 apariciones.

En cuanto a los novatos se refiere, el juvenil Kristian Delgado fue de lo más destacado al hacerse de las paradas cortas con un promedio de fildeo de .957; mención honorífica para el saltillense Antonio Martínez, quien en seis relevos de labor ha permitido cinco hits y ocho ponches.

De los que han quedado a deber destaca el receptor Juan Apodaca, quien ha recibido 43 robos de base y únicamente ha puesto fuera a 13 corredores en intento de robo. El tema de lesiones ha sido parte de lo malo del Sarape en esta primera vuelta, sobre todo las de Josuan Hernández y Christian Zazueta, que terminaron por quitarle profundidad a la ofensiva.

El mejor momento del equipo en este periodo fue con las primeras seis series ganadas en fila en el Madero, mientras que el peor fue, sin duda, las ocho derrotas consecutivas que se dieron del 23 al 31 de mayo, aunado a la seguidilla de seis series perdidas.

Los Saraperos tendrán que reajustar, si es que quieren pelear por un lugar en la postemporada; la actividad de la Nave Verde se reanuda el 21 de junio, cuando visiten el “Beto Ávila” para enfrentar a los Tigres de Quintana Roo.