Chihuahua, Chih.- La Fiscalía General del Estado (FGE) arrestó a tres presuntos secuestradores vinculados a pandillas de Centroamérica, quienes aparentaban ser policías federales y desde hace dos años privaban de la libertad a migrantes en Ciudad Juárez para pedir rescate a los familiares de las víctimas en Estados Unidos.

Agentes de la Unidad de Atención al Delito de Secuestro de la FGE rescataron en Ciudad Juárez a tres víctimas de secuestro (dos mexicanos y una migrante hondureña) y detuvieron a tres presuntos secuestradores, uno de ellos originario de El Salvador, el 14 de junio en una casa de seguridad ubicada en el número 9503-1 de la colonia Las Haciendas, informaron autoridades estatales.

La detención de Rodolfo Favela Ledezma, Luis Antonio Guido González y Walter Alexander Guajardo, este último pandillero de El Salvador quien desde hace dos años residía ilegalmente en Ciudad Juárez, fue posible por la denuncia de los familiares de los mexicanos secuestrados.

Los tres presuntos secuestradores fueron presentados el martes ante el juez Apolinar Juárez Castro, en audiencia de vinculación a proceso por secuestrar el 10 de junio a una migrante hondureña que habitaba con otros migrantes en una vivienda rentada, fecha en que también secuestraron a dos vecinos mexicanos de la hondureña que intentaron impedir la privación de la libertad.

La acusación del Ministerio Público establece que sujetos, que vestían uniformes tácticos similares a los de la Policía Federal, irrumpieron en la vivienda que habitaban los migrantes la madrugada del 10 de junio, sustrajeron a la hondureña, presuntamente porque una mujer identificada como “Verónica” les informó que la mamá de la víctima podía pagar un rescate ya que desde Estados Unidos le envió dinero como pago por ayudar a la migrante a pasar la frontera.

Los secuestradores pidieron a la mamá de la hondureña 6 mil dólares por dejar en libertad a su hija y a los familiares de los mexicanos secuestrados pidieron 10 mil dólares y cobraron 27 mil pesos.

La acusación también señala que los captores violaron a la mujer hondureña y a la mujer mexicana que secuestraron, además torturaron al mexicano que fue secuestrado junto con ellas.