Frontera, Coah.- A través de la Pronnif se atendieron los oficios que enviaron las escuelas, por niños que desertaron del plantel educativo, y al hacer la investigación se comprobaron los problemas en ocho familias de diversos sectores.

Norma Leija, coordinadora de la Pronnif en Frontera, dijo que las escuelas mantienen contacto con esta dependencia, porque deben informar cuándo los niños no acuden a la escuela.

“Haciendo la investigación comprobamos que los niños enfrentan problemas en sus hogares, cuando los papás se excusaban diciendo que estaba enfermo, o que la mamá trabaja y no se levanta a tiempo para llevarlos a la escuela, por eso debemos atender estos casos”, dijo.

Señaló que además de firmar la carta compromiso por parte de los papás se les otorga la red de apoyo dentro de esos convenios, para que el niño siga gozando de sus derechos, y principalmente asegurar su estancia en el plantel escolar.