Monterrey, Nuevo León.- Aficionado a los caballos, al personaje de “El Zorro” y a los Sultanes de Monterrey, el único Gobernador en la historia del país que llegará al cargo sin ser postulado por un partido... “El Bronco” está puesto para tomar las riendas del gobierno de Nuevo León a partir del 4 de octubre.

-¿Cómo se ve Coahuila desde su perspectiva? -se le preguntó.

“Tenemos que trabajar en conjunto. A Coahuila lo veo con problemas diferentes a Nuevo León...

“Yo mismo interactúo económicamente con Coahuila. Creo que Coahuila tuvo gran impulso en los anteriores seis años de gobierno, hubo infraestructura que no tenía. Recordé los tiempos de Flores Tapia, quien también fue un impulsor muy fuerte de Coahuila. En aquellos años ponía todo el dinero la Federación, pero hoy la Federación está abandonando mucho a los estados. Hoy los estados tienen que recurrir a la deuda pública para poder avanzar”.

-¿Habrá buena relación con el Gobierno de Coahuila?

“Claro. Rubén es amigo mío. Vamos a trabajar, tenemos que trabajar juntos, tenemos que cuidarnos, ambos, y también tenemos que hacer un gran esfuerzo para que Tamaulipas se incorpore en el tema de la seguridad, porque Nuevo León es paso de Coahuila y Tamaulipas, y por lo tanto debemos trabajar mucho los temas de seguridad, coordinarnos en temas de seguridad, de inversiones conjuntas que también tenemos que hacer.

‘No voy a ser como Fox’, promete ‘El Bronco’

“El Bronco” no para. El domingo 7 ganó dos a uno al PRI y al PAN la elección de gobernador de Nuevo León y desde entonces su teléfono no deja de sonar. El lunes siguiente concedió 75 entrevistas y la mañana del martes el encuentro con Zócalo Saltillo fue el número cuatro en la agenda.

-¿De qué vive Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón? Es una duda que se asoma.

“Rento mis yeguas y cobro 10 mil pesos por cada maquila y ese dinero lo uso para pagar la escuela a 290 jóvenes de Galeana; eso me permite pagarle a 12 chamacos por semestre la preparatoria y universidad. No le pido a nadie nada; mis caballos me dan eso. También me dan 60 potrillos, que los vendo y con eso les pago la escuela a mis hijos”.

“Tornado” es un Frisón (Friesian) holandés impresionante. “Es mi favorito. Me quiere más que mi vieja. Se llama como el caballo de ‘El Zorro’ y como yo me creo ‘El Zorro’… También está ‘El Motivo’ y ‘El Independiente’, un andaluz. También me gustan las gallinas. ¿Ya viste que tengo un chingo de gallinas? Y gallos, por todos lados. Produzco plantas de ornato en mi rancho; mi hermano me ayuda. Siempre he hecho esto, toda la vida. Tengo 33 años haciendo esto. Mi negocio está en (General) Terán, vendemos mucha planta”.

-¿Piensa seguir viviendo en García?

“Toda la vida”.

-Pero, con las consecuencias del cargo va a tener que estar más tiempo en Monterrey, por ser la capital.

“Voy a vivir aquí. El que me quiera ver, que venga y me vea aquí, así como ustedes vinieron y me buscaron. Además está más cerca de Saltillo y más bonito (que Monterrey). Mi rancho está en Paredón, Coahuila; ahí produzco nogal, sabino, encino, cedro. Mi rancho se llama San Francisco; no está grande, tengo 80 hectáreas de riego. También tengo un viñedito, voy a hacer un vino que se llame Chateau LeBronc (risas)”.

-¿Qué uva es?

“Syrah, me gusta; Cabernet, Merlot, pienso más después, pero por ahora no tengo tiempo. Produzco también durazno”.

-¿Lo hace por gusto?

“Comercialmente. Yo nada hago por gusto, compadre. Nomás los caballos; el resto me da de comer. Produzco planta, vendo mucha planta; produzco más o menos 4 mil pacas de alfalfa al mes, de eso vivimos mi hermano y yo. La vendemos a todo mundo, en forrajeras, la gente me la compra en la calle, el que quiere comprar me compra, es mi actividad, vivo de eso y pienso hacerlo toda mi vida”.

-¿Siempre ha sido bronco, don Jaime?

“Siempre. Desde que nací, dice mi mamá. Me peleaba hasta con las víboras (risas)”.

-¿Y todavía?

“Todavía. Ahora son víboras prolíficas”.

-¿Ya asimiló el resultado de la elección?

“Siempre esperé un resultado así. Me esfuerzo mucho siempre, ahorita estoy en la ‘crudita’, me bajó la adrenalina un poco porque fue mucha la presión, tres meses de campaña intensa, soportar una guerra sucia muy perversa, proteger a mi familia de esa guerra sucia, es algo que tenía que hacer y ahorita me estoy organizando”.

-¿Es irreversible esta tendencia de las candidaturas independientes?

“Ya. No hay vuelta a atrás”.

-¿Qué pasó con el sistema de partidos?

“Está colapsado. Los partidos no han entendido que los ciudadanos ya no los quieren. Los vota 20% del electorado y no se puede gobernar con 20% de los que votan. A nosotros nos votó casi 50% de la gente, y sin partido. Imagínate si hubiéramos tenido el dinero, la estructura, televisión, radio. Hubiéramos logrado mayor porcentaje. También vencimos a la televisión, a los medios electrónicos, usamos la red social. Soy el primer candidato en el mundo que triunfa usando una campaña totalmente on line; me atreví a hacerlo”.



-¿Del campo a la era digital?

“Ser de campo no te limita. Me fui a estudiar el tema de las redes sociales, me preparé. Hoy puedo usar todas las redes sociales, interactúo con la gente. Todos los días escribo mucho en Facebook, la gente se comunica conmigo. Contesté más de 60 mil whatsapp en la campaña, me hice 60 mil amigos en Whatsapp, imagínate. En Twitter tengo 100 mil, en Facebook rebasé los 600 mil, puedo tener comunicación con ellos. Sé más que cualquiera en este momento; estando en mi casa sé lo que está pasando en el estado. Si pongo en mi cuenta de Facebook: ‘Raza, infórmenme. ¿Qué ven por la calle?’, la gente me dice y me entero”.

-¿Se asume como un fenómeno que revolucionó el esquema de hacer política en México?

“No soy un fenómeno. Soy solamente un ciudadano que se hartó del sistema. El sistema es el Imperio de las Galaxias y Darth Vader es el PRI y el PAN. Nosotros creamos la legión y yo soy parte de ella; construimos una nave espacial con fierros, tuercas y tornillos viejos, pero usamos la tecnología”.

-¿Quién más está en esa legión?

“Mucha gente que no tiene nada que ver con el Gobierno, ciudadanos ganosos de que las cosas se hagan bien, que tienen gran experiencia en temas de educación, servicios, salud, tecnología, leyes. Nos permite tener todo un equipo. Muchos de ellos van a estar en el Gabinete”.

-¿A quiénes vamos a ver? ¿Qué perfiles?

“No voy a contratar a ninguno visto, a excepción de don Fernando (Elizondo). El Gobierno debe ser cíclico, no continuista; yo no creo en el continuismo, es una falacia que inventó el sistema, la continuación. El Gobierno debe ser cíclico para que pueda haber emociones cada seis años, que la gente se emocione, que el que llegue al Gobierno haga las cosas bien. El que se va se debe llevar a su equipo y el que llega debe llegar con el suyo”.

-¿Pero dónde queda entonces la importancia de continuar los proyectos?

“Las cosas que están bien hay que seguirlas haciendo bien, pero ¿por qué vas a continuar lo que está mal? Abusado, ese es el problema, la mentalidad que nos han metido a todos, esa es la mierda que nos han metido en el cerebro, que todo debe continuar. No, ¿por qué? Muchas cosas hay que hacerlas nuevas, hay miles de jóvenes, nuevas generaciones que esperan cosas nuevas. El Gobierno está viejo, los funcionarios no han entendido que hay una modernidad, tecnología”.

-El voto joven fue para “El Bronco”. ¿Cómo los convenció?

“Es mayoría. Siendo como ellos; quieren cosas nuevas, mejores. Yo también”.

-Esta actitud echada para adelante que usted refleja, ¿significa pleito? ¿bronca? ¿conflictos en el próximo gobierno de Nuevo León?

“Mira: Un caballo que está encerrado no se desarrolla. El Gobierno se encerró, por eso a los políticos no les gusta. Soy un limón para las almorranas de los políticos y lo voy a seguir siendo, que se sigan aguantando y que me sigan criticando, no importa. Ahora voy a ser chile habanero pa’ los políticos, en las almorranas. Ésos son los que están destruyendo al país y deben entenderlo, tienen que reformarse y transformarse. A los partidos políticos les dimos una lección. No estoy en contra de ellos, estoy en contra de cómo se han manejado. La partidocracia está destruyendo al país, como lo hizo la monarquía en un tiempo. La gente ya se cansó”.

-¿Cuándo se jodió el sistema partidista en México?

“Yo creo que hace seis años empezó la debacle. Hoy llegó a un principio básico de descomposición y no podemos dejar que se destruya el país, debemos fortalecer las instituciones de gobierno, no las instituciones políticas del gobierno. Los gobiernos se hicieron burocracias muy pesadas, se gasta mucho dinero en la burocracia y poco en la gente, en la sociedad”.

-¿Todos los corruptos estarán en la cárcel?

“Si hicieron algo mal. No puedo hablar de uno en particular, cometería un error grave de acusar sin saber. Vamos a revisar el Gobierno y después de ello diremos quiénes hicieron, o si es cierto o no. Todos los que hayan tenido participación en actos de corrupción en el Gobierno van a ser denunciados”.



-¿Rodrigo Medina debe estar preocupado?

“No tengo por qué causarle preocupación. Él debe preocuparse del Gobierno, si hizo bien o no las cosas, no soy yo quien lo tenga que juzgar, será la ley en su momento, no Jaime, no es un tema de perseguir a alguien por perseguirlo. Voy a ordenar se investigue adentro del Gobierno; si las cosas están bien, se lo diremos al pueblo, pero si están mal, el Gobierno tendrá que actuar, porque esa es la función del Gobierno”.

-¿Cuándo fue la última vez que habló con él?

“No me acuerdo, compadre. Creo que hace tres años”.

-¿No le ha llamado, con motivo de la elección?

“No. Ni quiero. No tengo asuntos que tratar; ni él conmigo, ni yo con él”.

-¿Los alcaldes electos qué pueden esperar?

“Vamos a ayudarles, a todos. Voy a reunirme con ellos para empezar a trabajar; que no haya desconfianza, cualquiera que haya ganado, del partido que sea, vamos a ayudarle, creo en la pluralidad y si ganaron es porque sus pueblos los eligieron y hay que tenerles respeto. Voy a hacer un gobernador municipalista; hay que darle chanza a los alcaldes de que hagan las cosas. Fui alcalde y sé lo que sufre un alcalde. Voy a trabajar con ellos”.

-¿Y la relación con el Gobierno federal? El lunes habló con el Presidente, ¿qué le dijo?

“El Presidente fue muy respetuoso, nos felicitó por el triunfo, nos ofrecimos a colaborar para que Nuevo León y el país avancen. Le ofrecí trabajar muy en coordinación con él”.

-¿Cómo será su relación con el Congreso? Habrá mayoría panista…

“Pero no absoluta. El PRI no va a votar nunca por el PAN, ni el PAN por el PRI. Nosotros tenemos el equilibrio, vamos a tener cinco diputados. Podemos llegar a acuerdos con el Congreso, pero además no vamos a proponer muchas cosas al Congreso. ¿Qué puede detener el Congreso al Gobierno?”.

-El presupuesto, por ejemplo.

“Si no me lo aprueban, trabajamos con el mismo, punto. He vencido adversidades peores”.

-¿La agenda legislativa no será muy ambiciosa en su gobierno?

“No. Hay que aplicar las leyes que tenemos, son suficientes. Lo que (los diputados) no quieran aprobar, que no lo aprueben, se van a echar al pueblo encima. Yo no voy a ser como Fox. Vamos a usar el poder ciudadano. Si el poder, la gente nos dio ese poder, vamos a usarlo para beneficiar a la ciudadanía, los diputados tendrán que entender eso; ellos también son parte de este estado. Me sentaré a platicar con los diputados, el tiempo que sea necesario. No dudaré en usar el tiempo para convencer, más que para conflictuar”.

-¿Es necesario aclarar que no será como Fox?

“Fox no quiso enfrentar al Congreso. Se la llevó pian pian pinito”.

-¿Qué debe esperar la clase política regiomontana?

“Tiene que agarrar vacaciones. Tiene que irse seis años a reflexionar. Perdieron. Así es la democracia”.

-¿Le fue difícil dejar el PRI?

“No. Lo hice con mucho gusto, pensando en que podíamos ayudarle al país a hacer cosas nuevas. No volveré a militar en ningún partido, nunca más”.

¿Su concepto de política?

“Servicio público. Que te guste la chamba que haces”.

-¿Y el de Gobierno?

“El concepto que tengo es que es demasiado grande, debe ser maniobrable, no tienes que tener una burocracia tan pesada, eso hace que no haya recursos para lo importante. El Gobierno debe dejar de ser empleador de grillos”.

Jaime Rodríguez Calderón se toma un respiro y aire fresco debajo del nogal que se impone a la mitad del patio de su casa. El descanso sólo es de momento, pues en minutos debe estar listo para su siguiente encuentro con la prensa. Esta vez, una entrevista por Skype con periodistas de Colombia.