×
hace 2 meses
[Inundación]

A punto de morir ahogados

Nadando y con escaleras, salen del puente inundado de Frontera

Imprimir
A punto de morir ahogados
Una docena de pasajeros se quedaron atrapados en medio del agua, al ser devorado el camión por la lluvia torrencial.
Frontera, Coah.- Una mañana de terror vivieron una docena de pasajeros de un camión que fue devorado por la lluvia en la parte baja del puente a desnivel de la calle Soledad en la colonia Occidental de Ciudad Frontera.

La desesperación se apoderó de los pasajeros, quienes pensaban que sus días habían llegado al fin al ver que el vehículo se hundía más y más al entrar agua por las ventanas y la puerta.

Ya cuando repentinamente el agua lo cubrió todo, salieron los pasajeros por las ventanillas para subir al techo y luego escapar nadando hasta que llevaron una escalera y subir al puente del ferrocarril.

Fue a las 10:00 horas que el camión de la ruta de la Occidental se quedó atrapado, señalando testigos que no fue por la imprudencia del chofer, sino porque súbitamente una gran cantidad de agua bajó hasta inundar la máquina y el interior de la unidad.

Rápidamente marcaron al 911 pidiendo ayuda, pero en el número de emergencias nadie les respondía, señaló Consuelo Silva Autes, vecina del sector, por eso los propios vecinos buscaron la manera de ayudar a quienes estaban atrapados, escapando más de uno nadando hasta la orilla donde está el paso peatonal.

‘EL CHOFER NO MIDIÓ EL PELIGRO’

Por la imprudencia del chofer de la ruta Occidental al atravesar el puente a desnivel de la Occidental con gran cantidad de agua estancada, pasajeros de la unidad estuvieron en peligro y una docena de ellos fue rescatada tras quebrar el vidrio frontal, aunque hay versiones encontradas sobre que el armatoste fue arrastrado por la corriente.

Miguel Briones, Julio Mata y Orlando Torres ayudaron en el rescate de los pasajeros que sufrieron crisis nerviosa al verse rodeados de agua, utilizando una escalera que desde las vías del tren empezaron a rescatarlos.

“El chofer no midió el peligro y fue avanzando hasta que ya no pudo seguir, y vimos a la gente desesperada y los apoyamos para rescatarlos, y sí había gente mayor, afortunadamente no pasó a mayores pero sí se asustaron”, dijo Miguel.

Cabe destacar que el camión se quedó atascado en el centro del puente, quedando cubierto totalmente de la lluvia por el fuerte aguacero de ayer en la mañana y varias horas después lograron sacarlo.

Julio explicó que la gente salió por el vidrio frontal y al pisar el cofre quedaban a una altura considerable, facilitando con la escalera subir al techo del puente, que son las vías del tren.

“El chofer se quiso arriesgar, no es cierto que lo arrastró el agua, porque se veía que estaba muy alto el nivel del agua y cuando nos dimos cuenta que la gente estaba asustada, rápido fuimos por la escalera y los ayudamos”, platicó Julio.

Por su parte, Alberto Gaytán, director de Transporte y Vialidad, dijo que el chofer no tuvo la culpa, porque a pesar que tenía puestos los frenos el agua lo fue “resbalando”, por eso el chofer José Treviño, alias “El Güero”, debió quebrar con su brazo el vidrio frontal.

“Lo llevaron a la Cruz Roja para revisarlo por las lesiones leves en su brazo, porque quebró el vidrio para ayudar a los pasajeros y el camión ya está considerado como pérdida total”, concluyó.

Severos estragos por lluvia en Frontera


Las fuertes lluvias ocasionaron severos estragos en Ciudad Frontera con el puente a desnivel de la colonia Occidental totalmente estancado, calles anegadas en la Borja y Zona Centro, además de seis familias afectadas por las inundaciones en sus viviendas.

Desde las 5:00 de la mañana que comenzó a llover y hasta cerca de las 11:00 am que cesó la lluvia la ciudad rielera resultó afectada, obligando a las autoridades municipales a pedir apoyo al 105 Batallón, enviando personal experto en el Plan DN-III, agradeciendo también a Fuerza Coahuila.

Florencio Siller Linaje, alcalde de Frontera, declaró que con respecto al puente a desnivel la solución definitiva es el puente elevado tanto vehicular como peatonal, para evitar este tipo de contingencias, al impedir totalmente la circulación.

“Las bombas extractoras de agua no ayudaron, una de ellas estaba apenas a la mitad de su capacidad y la otra no funcionó, la solución real y por la que estamos trabajando, gestionando, es el puente vehicular elevado”, dijo el Edil.

Reconoció que es lamentable que por este tipo de contingencias deban urgir a las autoridades federales, para que aprueben la inversión por varios millones de pesos para la construcción del puente elevado.

Apoyándose con los militares se mantuvieron en el puente a desnivel, donde llegó la maquinaria pesada para colocar bordos y evitar que más agua fluyera hacia el puente, y al cesar la lluvia lograron que Ferromex quitara los vagones para que pasaran carros y peatones.

VECINOS SE ARRIESGAN


La desesperación por llegar a su trabajo y escuela algunos ciudadanos expusieron sus vidas para atravesar por los vagones del tren, aunque la máquina estaba encendida y en diversos momentos avanzaba para hacer cambio de vías.

José Ignacio, vecino afectado, dijo que es el mismo problema al que se enfrentan cada vez que llueve, porque deben atravesar por los vagones, cuando la solución es un puente elevado, aunque sea sólo para peatones

Se ‘ahogan’ en la Borja

Vecinos de la colonia Borja sufrieron las peores consecuencias con alrededor de diez viviendas inundadas, que por el paso de la lluvia dejó desolación en las familias al ver sus muebles dañados, lo peor es repetir el mismo problema con cada precipitación pluvial.

Fue en la calle Hipódromo de la colonia Borja, donde se concentraron las viviendas afectadas, llegando el agua a todos los rincones de sus casas y llegando hasta el patio trasero.

Gilberto Contreras, uno de los afectados, dijo que con cada lluvia siempre es lo mismo y a pesar de las gestiones no hay respuesta, resultando cada vez más difícil recuperarse por los muebles dañados.

“Ya soy pensionado y con las lluvias fuertes siempre es lo mismo, se mete el agua por toda mi casa y no tenemos la solvencia económica suficiente para estar comprando muebles nuevos”, dijo.

Doña Fidencia Alvizo, esposa de don Gilberto, dijo que entre zapatos, ropa, clóset, vitrinas, lavadoras y roperos dañados, pasando la tormenta deben tratar de recuperar lo que sea posible, para esperar secar todo y proceder con la limpieza y sobre todo, la desinfección.

Al llegar personal del Ejército Mexicano y de Servicios Primarios, cooperaron con las familias para desaguar las viviendas y ayudarlas con maquinaria para sacar el agua estancada, además de ayudarlos con la limpieza para evitar focos de infección.

Enésima inundación en planteles

Por enésima ocasión, la Escuela Suzanne Robert de Pape y el Jardín de Niños Celestín Freynet, de la colonia Elsa Hernández, sufrieron la inundación de diversas áreas, a causa de las intensas lluvias registradas ayer por la mañana.

Y dados los antecedentes de ambos planteles en estas condiciones climatológicas (ya que fueron edificados en un cauce natural), en el transcurso de la mañana, padres de familia de las dos instituciones acudieron a recoger a sus hijos, siendo apoyados por personal de Protección Civil y Bomberos en ‘la evacuación’.

En el caso de la primaria, que tiene una población de 268 infantes, fueron alrededor de 85 niños los que fueron recogidos por sus padres.

“Tuvimos una asistencia regular, fue durante la jornada que empezó a bajar el agua”, mencionó la titular del plantel, la profesora Melissa Rodríguez.

“Hay papás que han venido por sus hijos porque viven en algunas áreas que a lo mejor después ya no van a poder pasar”, destacó, indicando que los niños que fueron recogidos por sus papás se llevaron consigo los trabajos pendientes que tendrán que entregar el próximo lunes.

La entrevistada destacó que mientras antaño el agua ingresaba al plantel por la avenida Leandro Valle, a un costado de la institución, en esta ocasión el torrente entró por enfrente de la escuela, por la calle Azucenas, ya que ‘la venida’ provino del fraccionamiento Los Cedros, por la calle Narcisos -según trascendió después, a causa de los trabajos de una constructora.

En tanto, al jardín sólo acudieron 18 de 55 parvulitos, ya que sólo esos 18 niños fueron citados para una evaluación, y de ellos, hacia poco antes del mediodía, sólo habían sido recogidos dos infantes.

La directora del kínder, Alina Muñoz, abundó que a raíz de los continuos problemas por las lluvias, desde hace años se han realizado gestiones para reubicar el plantel, pero que hasta el momento no ha habido una respuesta favorable.

Por su parte, la directora de la escuela, a pregunta expresa, recordó que también escuchó que existía la propuesta de reubicar también la primaria, pero esto tampoco ha sucedido.


Imprimir
te puede interesar
similares