×
hace 1 mes
[Coahuila]

Murieron 10 padres en búsqueda de sus hijos

Cumplen Fuundec y Fuundem una década de lucha por sus familiares desaparecidos

Imprimir
Murieron 10 padres en búsqueda de sus hijos
Foto: Especial
Escuchar Nota


Teresa Quiroz / Luis Durón | Saltillo, Coah.- A 10 años de la formación de los colectivos Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fuundec) y Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fuundem) se tiene registro de víctimas colaterales. David Jiménez, integrante del equipo del Centro Diocesano y de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, y asesor de ambos colectivos, precisó que a la fecha, por lo menos 10 madres y padres han muerto sin encontrar a sus hijos.

Además, dijo, existe registro de tres casos de menores que quedaron en la orfandad, pues al momento que ocurrió la desaparición fueron abandonados y después encontrados en completo desamparo.

“Hay casos específicos donde se llevan a toda la familia, pero dejan a un menor de edad y hay casos donde lamentablemente las propias familias, en el día con día, en la búsqueda pierden las energías físicas, se desgastan emocionalmente, empiezan a enfermar y lamentablemente fallecen”, dijo el asesor de los colectivos.



Resisten colectivos: hasta encontrarlos

David Jiménez, integrante del equipo del Centro Diocesano y de Derechos Humanos Fray Juan de Larios, y asesor de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila (Fuundec), precisó que en la mayoría de los casos de desaparición forzada registrados en la entidad y en el país se podría considerar como víctimas colaterales o de segundo grado a familiares y amigos, quienes viven y se sienten más afectados por la situación.

“La discrepancia entre las cifras corresponde a que en no todos los casos desaparece una persona, sino que, en algunas desapariciones, sobre todo en Coahuila, suceden de manera colectiva”, puntualizó.


En el marco del aniversario de la creación de los colectivos Fuundec y Fuundem, que tuvo lugar en el Centro Diocesano Casa San José, David Jiménez señaló que hay tres grandes ejes en los que tienen que trabajar, entre los que se encuentra la formación del registro de desaparecidos.

“Actualmente no hay un registro nacional que dé fe de las identidades de las personas desaparecidas, el último registro fue en abril de 2018 y desde ese entonces desconocemos cuáles son las cifras oficiales y no sabemos cuáles son las personas que están buscando”.


Otro de los ejes es la identificación forense, pues aseguró que en Coahuila prevalecen las fosas clandestinas o lugares de exterminio, donde se encuentran fragmentos óseos o restos humanos que tienen que ser identificados genéticamente.

El último eje, señaló, sería el mecanismo extraordinario contra la impunidad que busca que la participación de políticos en temas de desaparición no quede impune.

“En México hay demasiados políticos que deberían ser juzgados por los crímenes que han cometido, incluso de lesa humanidad, y que han sido señalados incluso en la Corte Penal y que queremos que a través de este mecanismo se pueda hacer justicia en estos casos”.


Por último, el activista en materia de búsqueda de personas desaparecidas recordó que la reunión conmemorativa, a 10 años de trabajo de los colectivos Fuundem y Fuundec, en la que participaron familias integrantes de los grupos y diversos especialistas en la materia, tuvo como objetivo reavivar la esperanza que permita seguir con la búsqueda.



Refuerzan acciones

Las jornadas de conmemoración coincidieron con la realización de la última reunión plenaria de colectivos y familias de búsqueda de desaparecidos en Coahuila con autoridades, en donde participaron siete grupos y el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís; en la reunión también estuvo presente Francisco Javier Acuña Llamas, presidente del Instituto Nacional de Acceso a la Información.

En el desarrollo del encuentro se acordó que la próxima reunión de seguimientos se lleve a cabo en enero del próximo año, además se rindió un informe de la exhumación general, se habló sobre la implementación del mecanismo forense y sobre la reunión que el Poder Judicial tendrá con los familiares de desaparecidos para tocar el tema de declaración de ausencia.

Entre los acuerdos tomados destaca el proyecto de punto de acuerdo que el Gobernador presentará en la Comisión de Derechos Humanos que preside, para que el modelo de Coahuila pueda replicarse en las entidades federativas para desarrollar la agenda de protección de los derechos de las personas desaparecidas.

Por otra parte, Riquelme Solís señaló que, para el ámbito local que le corresponde, se reconoce la obligación de cumplir el dictamen del Comité de Derechos Humanos del caso de Víctor Manuel Guajardo Rivas, para lo que solicitó a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos que se elabore una propuesta de un mecanismo que sirva al Estado para dar cumplimiento a esta decisión del Comité, con la coordinación de la Secretaría de Relaciones Exteriores y la participación de las víctimas y sus representantes legales.



Vivo se lo llevaron...

El 10 de abril de 2009 desapareció Raúl Ignacio Reyes Cepeda. Se dirigía a Piedras Negras y en el camino fue interceptado por un grupo de hombres. Desde entonces su familia no sabe nada de él. Su padre, Raúl Reyes, forma parte del colectivo Fuundec y Fuundem. Para él, estos 10 años han sido desgastantes, su búsqueda es implacable, pero las autoridades le han fallado.

Don Raúl clama por justicia y esa llegará cuando localice a su hijo, son 10 años de lucha, de protesta, de visitar casi a diario las oficinas de la Fiscalía en espera de resultados, pero Raúl Ignacio sigue desaparecido.

Para don Raúl, a las autoridades les hace falta perder el miedo, arriesgarse e investigar a fondo cada uno de los más de 500 casos que se tienen documentados en Fuundec, o las dos mil 182 carpetas de investigación abiertas sobre personas desaparecidas.

“Lo que les falta primeramente es valor, ganas de trabajar y que pierdan el miedo, eso es lo que les falta a las autoridades porque no buscan no investigan porque tienen miedo a andar exponiéndose en otros lados porque los grupos delictivos les puedan hacer algo”.


Como el caso de don Raúl hay muchos, uno, emblemático y que forma parte de las cuatro historias con las que se creó Fuundec, es el de Lourdes Herrera, madre del pequeño Brandon Acosta Herrera, niño que fue desaparecido junto con su padre y sus dos tíos sobre la carretera Saltillo-Monterrey en agosto de 2009.

Doña Lulú, hace un recuento de los 10 años de lucha, de búsqueda, de alzar la voz. Reflexiona acerca de este calvario que ha recorrido en conjunto con los integrantes de Fuundec.

“Decir 10 años ya es mucho, quizás el haber vivido el día tras día, nunca nos llevó a pensar que íbamos a llegar a estos 10 años. Es triste y ha sido desgastante, ha costado muchas lágrimas, mucho dolor, mucho sacrificio. Nos lleva a revalorar esta lucha digna que hemos vivido, estos aprendizajes”.


El arduo trabajo de búsqueda y de exigencia para que las autoridades les hagan caso ha derivado en una serie de creación de nuevas leyes, de estrategias para la búsqueda de personas desaparecidas, pero aún no hay resultados.

“Nos lleva a reflexionar qué más nos falta si como familias lo hemos dado todo y hemos puesto nuestro máximo esfuerzo después de tanto analizar no sabemos dónde radica la falla, dónde radica el no poder encontrarlos”.


Leyes sin resultado

A 10 años de la creación de Fuundec y del surgimiento de la lucha por localizar a las personas desaparecidas, en Coahuila se creó una Subprocuraduría Especializada en la Investigación y Búsqueda de Personas Desaparecidas.

En lo referente a políticas públicas se aprobaron nue vas leyes y se reformaron artículos de la Constitución Política del Estado. Se estableció la Ley para la Declaración de Ausencia y se creó la Ley Estatal de Exhumaciones, así como un programa especial de atención a víctimas de la desaparición.

A pesar de todas esas leyes aprobadas y ser referente nacional en la cuestión de la organización estructural de grupos de familias que buscan a sus desaparecidos, Fuundec no ha logrado encontrar a los suyos.




Imprimir
te puede interesar
similares