×
hace 7 meses
[Saltillo

Acusa Diócesis allanamiento en Saltillo

La Diócesis de Saltillo denunció que presuntos miembros de la delincuencia organizada uniformados como policías de Fuerza

Imprimir
Saltillo, Coah.- La Diócesis de Saltillo denunció que presuntos miembros de la delincuencia organizada uniformados como policías de Fuerza Coahuila irrumpieron la noche del pasado jueves en la casa del sacerdote Robert Francis Coogan, donde “sembraron” droga y se llevaron a uno de los tres hombres que viven ahí.

Un comunicado firmado por el Obispo de Saltillo, Raúl Vera, señala que Coogan es el titular de la Pastoral Penitenciaria y que en su domicilio viven tres hombres que estuvieron privados de su libertad en el Penal de Saltillo.

En la casa viven Heriberto Castillo, Herón Briones Leyva, quien está discapacitado, y Roger Roberto Zúñiga, a quien se llevaron los “seudopolicías”.

“La noche del 16 de marzo, una mujer y cinco hombres, al parecer pertenecientes a un grupo de la delincuencia organizada que se hacen pasar por elementos del Grupo GATE, identificados por los chalecos que portan con el respectivo logo y quienes se trasladaban a bordo de una camioneta cerrada de gran tamaño, color oscuro, con la leyenda ‘Fuerza Coahuila’, entraron con lujo de violencia al domicilio del presbítero Robert Francis Coogan, ubicado en la Colonia Saltillo 2000”, detalla el documento.

De acuerdo a la Diócesis, durante los hechos la mujer derribó un Cristo que estaba en la pared que al caer golpeó en el rostro a Coogan.

“La mujer siguió hacia arriba, ingresó a las habitaciones y se puso a buscar moviendo y tirando al piso cuanto pudo”, dice el comunicado.

“Cuando el padre Coogan se encontraba ya en la planta baja frente a las personas intrusas, una de ellas le señaló hacia la mesa y el padre vio con extrañeza que se trataba de un paquete de mariguana, el cual recogió la misma persona y lo tomó en su mano mientras se retiraban, llevando consigo a Roger”.

La Diócesis de Saltillo demandó una investigación sobre los hechos y seguridad para la ciudadanía, ya que un mes atrás, otro sacerdote en Saltillo fue asaltado y despojado de su camioneta.

EL NORTE buscó la versión de la Secretaría de Gobierno en Coahuila, encargada de Fuerza Coahuila, y de la Procuraduría General de Justicia del Estado, pero no hubo respuesta.


Imprimir
te puede interesar
similares