×
hace 1 semana
[Nacional]

Acusan que Calderón abrió puerta a Odebrecht

La coordinadora de los diputados de Morena, Rocío Nahle, aseveró que hubo desvío de recursos humanos y financieros

Imprimir
Acusan que Calderón abrió puerta a Odebrecht
Ciudad de México.- El Gobierno de Felipe Calderón generó todo un plan para permitir la llegada de Odebrecht a México para invertir en una planta de petroquímica, aseguró la coordinadora de los diputados de Morena, Rocío Nahle.

En entrevista, aseveró que hubo desvío de recursos humanos y financieros para favorecer la inversión privada antes que el desarrollo de una planta por parte de Pemex, además de presiones al personal y la suspensión de inversiones autorizadas por el Congreso.

La diputada federal dijo que existen pruebas de cómo se fraguó un plan para llegar al objetivo de desmantelar la industria nacional y generar la llegada de Odebrecht, a través de su filial Braskem.

Recordó que el antecedente de la planta Etileno XXI, concesionada a Braskem en 2011, fue el Proyecto Fénix, por medio del cual Pemex Petroquímica levantaría una planta con ayuda de inversión privada.

De acuerdo a datos de Pemex, obtenida mediante peticiones de información, Pemex Petroquímica creó una estructura de organizacional para que trabajara en la creación del proyecto, indicó Nahle.

Tal estructura funcionó con ocho plazas definitivas para crear la Unidad Ejecutiva del Proyecto Fénix, la cual operó desde 2006 y terminó sus funciones en el 2010, un año antes de que se otorgara el contrato a Braskem.

"Fue personal que se separó de sus actividades en Pemex Petroquímica y se dedicó a crear el Proyecto Fénix. Se desviaron recursos humanos y financieros para trabajar en una empresa que no sería pública", afirmó Nahle.

De acuerdo al organigrama, se creó una coordinación de la Unidad Ejecutiva del Proyecto Fénix, en un principio operada por Arturo García Pérez, con un sueldo bruto de 2 millones 324 mil pesos al año.

También se consideraron tres plazas para Ejecutivos del Proyecto, con sueldos por un millón 793 mil pesos al año.

Otras plazas fueron de Profesional Especialista B, por 593 mil pesos al año; secretaria, nivel subdirector, con 532 mil pesos anuales; secretaria particular nivel "C", con sueldo de 319 mil pesos; y chofer, con ingresos de 232 mil pesos.

Hasta el 2009 se mantuvo esa estructura con diferentes vacantes, hasta que en 2010 solo quedaron un Ejecutivo del proyecto y el chofer.

Advirtió que cuando inició Etileno XXI, el trabajo para crear la empresa ya estaba hecho por parte de los trabajadores que puso Petróleos Mexicanos.

Al mismo tiempo, afirmó, en Pemex surgieron inconformidades por el desvío de personal a un proyecto que no terminaba de concretarse.

Nahle aseveró que para controlar los brotes de inconformidad en Pemex Petroquímica se "fortaleció" el Órgano Interno de Control, con una amplia plantilla de empleados de confianza, con sueldos del más alto nivel.

Conforme a otra petición de información, dijo, se constató que había 80 plazas de confianza y solo ocho sindicalizados.

"Cuando empezó la inconformidad de ingenieros, de los expertos de Pemex Petroquímica porque había una estructura paralela para crear el Proyecto Fénix, la respuesta fue el amago desde el órgano de control", expuso Nahle.

Explicó que con el afán de abandonar los proyectos, se dejaron de aplicar los presupuestos de inversión etiquetados en Pemex Petroquímica.

Recordó que con base en otra petición de información hecha por la entonces diputada Laura Itzel Castillo, en 2009 Pemex informó que se suspendió la inversión de 4 mil 241 millones de pesos para la ampliación de la Planta de Etileno en el complejo petroquímico Morelos, de un total de 12 mil 588 millones de pesos.

"La licitación para la ampliación de la planta de Etileno en el CP Morelos fue efectuada en dos ocasiones: diciembre de 2006 y marzo de 2008 y ambas se declararon desiertas.

"Por otro lado, en junio de 2008 se determinó suspender este proyecto y otros asociados a la cadena del etanol por su vinculación a la iniciativa del proyecto Etileno XXI", cita la respuesta que dio el 10 de noviembre de 2009 el ex director de Pemex Petroquímica, Rafael Beverido Lomelín.

Rocío Nahle subrayó que se planearon todos los pasos posibles para favorecer un proyecto privado por encima de los planes de Pemex Petroquímica, y que no se dudó en debilitar a la empresa estatal y desviar recursos de los mexicanos para tal fin.


Imprimir
te puede interesar
similares