×
hace cerca de 3 semanas
[Arte]

La Dama de Negro, al filo del terror

La legendaria puesta en escena regresa al Teatro de la Ciudad Fernando Soler para festejar sus 24 años

Imprimir
La Dama de Negro, al filo del terror
Saltillo, Coah.- En un escenario a oscuras, iluminado sólo con una violenta luz se presentan dos personas sobre el templete: Arthur Kipps (Odiseo Bichir) y John Morris (Rafael Perrin), uno es un hombre atormentado y el otro, alguien que busca ayudarle a sacar los fantasmas de su pasado: la maldición de La Dama de Negro. Esta legendaria obra de teatro, con 24 años de presentación ininterrumpida, llega a la ciudad el próximo 29 de noviembre, con una promoción para quien presente esta publicación en la taquilla, y que obtendrá la entrada de 2 por 1 en la compra de su boleto.

Su escenario será el Teatro de la Ciudad Fernando Soler y contará con dos funciones: 19:00 y 21:15 horas. Zócalo conversó con Odiseo Bichir, quien interpreta a un hombre que vive en constante angustia y dolor. El actor compartió los detalles de esta puesta en escena que promete sembrar el terror en el público que se dé cita.

“Esta obra es una verdadera joya del teatro moderno, ha sido una labor incansable del maestro director y actor Rafael Perrín, quien en conjunto con sus productores crean una puesta en escena que hace sentir al público en un ambiente muy pesado: las luces, las sombras y los sonidos son piezas clave para que los espectadores entren en la vida de los personajes, en la maldición de este ser que es La Dama de Negro”, mencionó el histrión.

La obra que se ha presentado a lo largo y ancho del país, además de funciones especiales en teatros internacionales, cuenta la historia de Arthur Kipps, un hombre que relata los oscuros acontecimientos de su juventud, hechos que han cambiado su vida para siempre y quien busca una sola cosa en la vida: la paz del olvido.

Bichir menciona que la leyenda de La Dama de Negro y su constante atracción hacia el público, es un hecho casi natural en los seres humanos y su relación con lo ficticio, ya que el hombre busca enfrentarse a lo aterrador pero sin salir herido.

“Lo que ofrece La Dama de Negro es una experiencia muy fuerte, que muchas personas no se atreven a vivir porque, como lo confiesan ellos mismos, les da miedo, no pueden soportar la tensión de la obra. Hay quienes se han atrevido y han tenido que salirse a mitad de la función porque no pueden aguantar esa atmósfera, en cambio hay quienes han ido tres o cuatro veces, porque se ha vuelto una tradición para ellos, pero además porque es lo que buscamos todos: enfrentarnos a lo sobrenatural, a lo que hay más allá de nosotros, ese es el encanto de la obra y del teatro en general, vivir otras vidas sin importar lo duras que sean”.

Temor personal

A Bichir le gusta ser quien provoque la aceleración del pulso sanguíneo de su audiencia, se señala muy honrado de participar en una obra como esta, que tiene como finalidad promover una catársis mediante el miedo, para él eso es necesario para tener una vida plena. Ya que el hombre necesita sentir todas las emociones que existen para completarse como un ser que ha vivido.

“Aquí buscamos desesperadamente algo que nos meta un buen susto, que nos haga sentir la electricidad recorriendo por nuestro cuerpo y que nos erice la piel, que nos crispe el cabello. Además es una manera de liberar todos los miedos y angustias que tenemos dentro por medio del grito pelado. El reprimir esos temores es muy común, a nadie nos gusta que se burlen de nuestros temores, y estas obras son el medio ideal para dejar libres a esos monstruos, a esas criaturas horripilantes que nos persiguen a diario. Pero además es una forma de dejarlos atrás y comenzar de nuevo, una vez más y tantas veces como sea necesario”, explicó Bichir, quien señaló que a pesar de ser una obra de terror, La Dama de Negro, es también una obra de esperanza ante una vida desoladora.

Y aunque al actor le gusta provocar el susto, es también un hombre que vive en constante angustia, pues tiene que dar vida a su personaje. Bichir señala que ha sido difícil crear la personalidad de Kipps y tener en él la pesadez de una maldición.

“Aunque incié hace 13 años con otro personaje, ahora me toca presentar a un hombre que está destruido, y que requiere de mí una angustia devastadora, porque está hecho pedazos. Yo me coloco en una posición de abandono total, de desesperación y de un miedo que no me deja dormir en paz, no me da descanso. En la obra ya no puedo más, estoy hecho un despojo humano. Estoy destrozado hasta el fondo de mi corazón porque llevo una culpa horrible y escalofriante en mi corazón, porque la maldición de La Dama de Negro no me ha dejado en paz”, finalizó el actor.

La obra llegará el 29 de noviembre al Teatro de la Ciudad Fernando Soler, con dos funciones: a las 19:00 horas y 21:15 horas.

ASISTE

-La Dama de Negro
-Jueves 29 de noviembre
-Teatro de la Ciudad Fernando Soler
-Funciones: 19:00 y 21:15 horas
-Boletos en Newticket.com, Cimaco e Innovasport
-2 por 1 en la compra del boleto a quien presente esta publicación


Imprimir
te puede interesar
similares