×
hace 9 años
[Economía]

Algunos bancos rechazan dinero del rescate

A las instituciones financieras que están recibiendo fondos del plan de rescate del gobierno se les ha pedido posponer

Imprimir
Washington, DC.- A las instituciones financieras que están recibiendo fondos del plan de rescate del gobierno se les ha pedido posponer los desalojos y modificar las hipotecas de dueños de casa que sufran problemas. Deben permitir que los accionistas participen en la votación sobre el paquete salarial de los ejecutivos. Deben reducir los dividendos, cancelar la capacitación del personal y los ejercicios para elevar la moral, así como retirar ofertas de trabajo a ciudadanos extranjeros.

Al tiempo que crece la indignación pública por los costos rápidamente crecientes del rescate de las instituciones financieras, la administración Obama y legisladores están poniendo más y más condiciones a los recursos del rescate. Los requisitos son necesarios para evitar que ejecutivos de Wall Street se paguen generosos bonos y compren aviones corporativos, pero otros señalan que van más allá de proteger a los contribuyentes y lindan con una "ingeniería social".

Algunos banqueros dicen que las condiciones se han vuelto tan onerosas que quieren regresar el dinero del rescate. La lista incluye bancos pequeños como TCF Financial Corp. de Wayzata, Minnesota, e Iberia Bank de Lafayette, Louisiana, pero también gigantes como Goldman Sachs y Wells Fargo.

Señalaron que planean devolver el dinero tan pronto como sea posible o cuando los reguladores establezcan un procedimiento para aceptar las devoluciones. El martes, el Signature Bank of New York anunció que debido a las nuevas restricciones al pago ejecutivo, notificó al Tesoro que tenía la intención de devolver los 120 millones de dólares que recibió del gobierno hace apenas tres meses.

Una de las principales preocupaciones de los bancos es que el programa permite al Congreso y la administración imponer nuevas condiciones en cualquier momento.

Un alto funcionario del Tesoro involucrado con el actual plan de rescate dijo que la administración estaba tratando cuidadosamente de no hacer nada que pudiera perjudicar a los bancos y estaba otorgando incentivos financieros para modificar las hipotecas. Agregó que las restricciones eran parte de un esfuerzo más amplio para limpiar los balances generales de los bancos y ayudar a la economía.

"Tenemos que tomar algunas acciones muy desagradables cuando las alternativas son mucho peores", señaló el funcionario.

Pero un creciente coro de expertos de la industria está advirtiendo que pedir a bancos débiles poner en práctica las políticas económicas y sociales del gobierno podría incrementar la carga sobre las arcas públicas. Señalan que la asistencia financiera, aunque útil en el corto plazo, podría obligar a bancos débiles a incurrir en prácticas de crédito que provocarán incluso mayores pérdidas, y el gobierno inevitablemente se involucrará cada vez más en dictar la forma en que los bancos hacen sus negocios.

Funcionarios de la administración indican que algunos de los bancos son simplemente demasiado grandes para ser incautados por el gobierno. Más aún, agregan, la indignación del público por el creciente costo del rescate hace políticamente imperativo que se ejerza un mayor control sobre la forma en que se gasta el dinero.

Pero al mantener bancos débiles en operación, los mercados siguen hundiéndose y los costos para el contribuyente siguen aumentando, señalan expertos ajenos al gobierno. "Es probable que la política actual resulte en bancos más débiles", indicó L. William Seidman, el funcionario de regulación de mayor nivel durante el rescate de las instituciones de ahorros y crédito. "Y mantener en operación a bancos insolventes no beneficia al sistema".


Imprimir
te puede interesar
[Detenido]
hace cerca de 6 horas
[Seguridad]
hace cerca de 6 horas
[Asalto]
hace cerca de 6 horas
[Texas]
hace cerca de 6 horas
[Coahuila]
hace cerca de 11 horas
[Detienen]
hace cerca de 6 horas
similares