×
hace 3 meses
[Vida laboral]

Amor en la oficina: ventajas y desventajas

Pasamos gran parte de su día en el trabajo y es común llegar a sentir atracción por un compañero

Imprimir
Amor en la oficina: ventajas y desventajas
Expansión | Ciudad de México.- "Nunca digas que de esa agua no beberé" y menos cuando se trata de relaciones amorosas en el trabajo.

De acuerdo con la encuesta titulada Amor en el trabajo: de la pasión y sus efectos, presentada recientemente por Adecco, la cual fue realizada a 220 profesionistas en México, el 47% de ellos admitió haber sentido atracción por alguno de sus colegas.

Para Salvador De Antuñano, director de recursos humanos de Adecco México lo anterior no es sorprendente, puesto que los profesionistas suelen pasar la mayor parte del tiempo en el trabajo. De acuerdo con datos recientes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el país donde más se trabaja al año con un promedio de 43 horas a la semana.

Ante esta situación, ¿es recomendable entablar una relación con alguien que convive con nosotros gran parte del día? De Antuñano opina que desde la perspectiva de las organizaciones, cada una tiene su visión, ideas y cultura. “De acuerdo con estas circunstancias hay empresas que lo ven mal e incluso tienen una cero tolerancia al respecto, pero también hay otras en las que te dan la oportunidad de hacerlo siempre y cuando se cuide que no haya conflictos de intereses”, comenta.

En cuanto a esto, la encuesta presentada por Adecco revela que el 50% de los encuestados desconoce si en su organización existen códigos internos sobre el tema, mientras que la otra mitad sí está atenta a la existencia de los mismos.

Por su parte, Javier Vargas, vicepresidente de ManpowerGroup para Latinoamérica, ve desventajas en este tipo de situaciones, puesto que se corre el riesgo de enfrentar situaciones de acoso, un tema recurrente en los últimos meses: “hay empresas donde puede haber situaciones de acoso o que se puedan confundir con acoso y eso también lo quieren evitar”.

Otra desventaja es el conflicto de intereses que pudiera presentarse posteriormente en el caso de que la relación sea entre un jefe y un subordinado. “Hay empresas que tienen políticas estrictas donde no puedes salir o tener una relación emocional con gente que esté a tu cargo. La empresas hacen esas políticas para evitar conflictos de interés, favoritismos o que la gente se ciegue de alguna forma y compense más la lealtad por sobre las competencias laborales”, comentó Vargas.

En estos casos, de acuerdo con Vargas, el subordinado suele ser el más afectado en caso de que uno de los dos tenga que abandonar la empresa. “Hay que tener eso en cuenta sobre todo si es una empresa donde estás muy bien, estás muy contento y tienes potencial”.

Ligado a esto, Salvador de Antuñano, recomienda: “estar más enfocados en el trabajo, cuidar nuestro desempeño y enfocarnos en nuestro plan de carrera y aunque afuera hay mucha gente que también podrían conocer, cuando alguien te gusta físicamente, por su intelecto, su forma de ser o la química, siempre habrá circunstancias que indiscutiblemente te harán decir ‘nunca digas que de esa agua no beberás’”, comenta.

Además, el especialista señala la importancia de dejar a la pareja seguir siendo productiva y respetar su tiempo “que no la cele porque le habla a un compañero o si tiene que ir a comer con alguien por cuestiones laborales. Dejarle espacio para tener esa ventaja de sentirse libres y establecer previamente las reglas dentro de la relación”.

¿QUÉ LO SEPA EL MUNDO?

Los resultados de la encuesta de Adecco demuestran que el 60% de las personas que tuvieron una relación en su trabajo la mantuvieron en anonimato durante los primeros meses de iniciarla. Salvador De Antuñano profundiza en que si la relación comienza a madurar —6 de cada 10 parejas duran más de un año—, es entonces relevante informar a sus colegas o jefes que se ha decidido emprender un camino como pareja, haciendo énfasis en que se mantendrá el rendimiento de resultados, y se llevará una relación 100% profesional al interior de la oficina.

Aunque exista cualquier código, cuando hay amor difícilmente dos personas se atendrán de relacionarse; de hecho, el 72% está a favor de las relaciones amorosas en el trabajo, según Adecco.

“Si las personas se deciden a hacerlo deben ser muy maduras y tomar decisiones muy pensadas en cuanto a lo que implica tener una relación dentro de la empresa y de comunicación con su pareja. Debes permitir a tu pareja y a ti mismo crecer en ese camino profesional que han elegido y que gracias a ese trabajo se conocieron. Si contemplan este status quo de manera efectiva van a tener buen resultado”, concluye De Antuñano.



Imprimir
te puede interesar
similares