×
hace 3 meses
[Ruta Libre]

Animales fuera de casa se adaptan a Coahuila

No es su hábitat natural, pero han tenido que sobrevivir en él, algunos en el abandono

Imprimir
Animales fuera de casa se adaptan a Coahuila
Fotos: Zócalo | Gerardo Ávila / Juan Villarreal
Por: Rodrigo Flores

Saltillo, Coah.-
"Virus” camina de lado a lado, sus enormes garras golpean la lámina y cimbra el piso. Bufa mientras avanza, va y viene, después pega un salto y cae en tierra firme. Deja atrás una pequeña nube de polvo y se acerca a la orilla de la cerca, muestra sus dientes y sigue bufando.

Es un tigre de Bengala nacido en cautiverio en el estado de Chihuahua y desde hace unos meses es la atracción de un parque local en Arteaga. Está en una jaula de unos 20 metros cuadrados por tres de alto. Tiene un tronco que le sirve para subir a la otra parte de la jaula donde está la sombra.

De pronto se para y contempla la caída de agua en una pileta que están llenando, le sirve para beber y para refrescarse. A unos metros de él están dos llantas de auto, son los “juguetes” de “Virus”, las cuales están desgarradas, como si fueran de papel, así muestra su fuerza y quizá libera su estrés.

Así ha sido la vida de algunos animales no nativos de este lugar, que han llegado para ser parte de atracciones en centros de entretenimiento o de particulares, desatando una serie de comentarios a favor y en contra, algunos por las condiciones en las que se encuentran.

Coahuila se ha convertido en el hogar de infinidad de especies de fauna, que vienen de otros estados o países, y que han tenido que adaptarse a la región o morir.

Tigres, avestruces, alpacas, bisontes, iguanas, llamas, son ejemplo de fauna que no es nativa, pero que han logrado adaptarse a las condiciones naturales (o artificiales) del estado, logrando sobrevivir.

Son animales exóticos que por azares del destino encontraron un hogar en la región. Felinos, aves o reptiles sobreviven entre la fauna local, obligados por los extraños deseos de sus dueños, quienes se aferran a tener animales silvestres como mascotas.

Esta insistencia amenaza no sólo la vida del propio animal, sino también la existencia de especies locales que se ven desplazadas.

LOS PRIMEROS

Cuentan los habitantes de Candela, Coahuila, que en el siglo pasado un hacendado de la región tenía entre sus animales una manada de borregos berberisco, especie africana traída para domesticar.

Un día una fuerte tromba azotó al municipio, al grado de que destruyó algunas propiedades, entre ellas el corral donde se encontraban estos borregos. Escaparon y se refugiaron en la sierra, y nadie supo durante años del rebaño.

Los borregos lograron adaptarse al clima y se reprodujeron en grandes cantidades, tanto así que a la fecha es una especie aprovechada para la caza local como una actividad
cinegética.



Con los felinos no ha pasado lo mismo. En Ramos Arizpe, hace algunos años circuló una fotografía de un tigre que merodeaba los territorios del poblado Paredón. Autoridades ambientales no lograron localizar al felino, sin embargo sí tuvieron reportes de ataques a ganado, aunque nunca se comprobó que hubieran sido por este animal.

Según testigos, pudo tratarse de alguna mascota de un hacendado local que logró escapar de su encierro y perderse en las praderas del municipio. Desde esa fecha nunca más se volvió a reportar un avistamiento similar.

Saltillo también tiene su propia historia. En 2013, "Deborah", una tigresa, escapó de su domicilio en la colonia República Oriente por segunda vez. En esta ocasión causó mayor alarma debido a su gran tamaño a pesar de sus 3 años. La primera vez tenía 6 meses y ya lucía amenazante.

Autoridades lograron capturarla y ponerla a salvo. Su dueño la tenía como mascota, en una jaula especial.

UN PROBLEMA

De acuerdo con especialistas, el problema con estos animales comienza con quienes desean poseer algún animal exótico, pero no saben de las consecuencias ni responsabilidad que esto conlleva, ya que son animales que necesitan de cuidados especiales para no terminar abandonados o, en el peor de los casos, morir.

Fernando Toledo, responsable de Fauna del Museo del Desierto, señaló que este tipo de animales no puede ser considerado como animales domésticos, como los gatos o perros, que requieren de menos atenciones.

Para lograr la adaptación de una especie exótica en casa se debe tener en cuenta que algunos de ellos van a crecer y como consecuencia sus necesidades serán mayores, desde tener un plan de contingencia, hasta un plan de medicina veterinaria.

“La gente no piensa que en dos años van a ser animales enormes, con necesidades de alimento que van a cambiar; van a ser (grandes) cantidades de carne (las que van a necesitar), pensando en un felino”, comentó.



Uno de los casos más comunes es el de las tortugas japonesas (Pseudemys scripta elegans), un reptil que es conseguido en cualquier tienda de mascotas y que se ha convertido en un serio problema por su fácil adaptación a cualquier clima.

Estas pequeñas especies pueden llegar a acabar con otras especies de flora y fauna local debido a que comen cualquier cosa que se encuentren en su paso. Este problema ya fue detectado en la zona de Los Chorros, en Arteaga, donde han encontrado tortugas abandonadas y que están depredando especies locales.

Miden de 3 a 5 centímetros cuando son pequeñas, pero pueden llegar a crecer hasta 10 veces más y vivir hasta 30 años. Es considerada una de las especies de “moda” porque cuando su cuidador se aburre de ellas son abandonadas.

“Yo nunca he recomendado la posesión de fauna silvestre o exótica como mascota, por todo lo que conlleva. Una víbora pequeña de 25 o 30 centímetros en cuatro años será un animal de cuatro o cinco metros. La gente no está preparada para eso. Y ¿qué pasa? Se aburren de los animales y van y los tiran o los vienen a donar”, comentó.

Dice también que pueden ser transmisores de enfermedades como la salmonella, alergias o algunos parásitos si no se vacunan y se tiene cuidado con la atención médica
requerida.

“Aquí pasa mucho con las tortugas japonesas que vienen y nos regalan; en cuestión de dos o tres años la tortuga creció, ya les aburrió y ya no las quieren, y creen que la tienen que venir a dejar aquí, que las tenemos que recibir. Eso no es así”, dijo.

VACÍO LEGAL

Por su parte, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en Coahuila señala que existe un vacío legal que permite que particulares adquieran animales no comunes en Coahuila, debido a que se amparan en documentos emitidos en otros estados y así comprobar su adquisición legal.

En el estado la venta de animales exóticos, ya sea felinos, aves, o reptiles está prohibida, sin embargo quienes tienen este tipo de animales viajan a otras partes del país para comprarlos y traerlos a la región.

“Aquí, en Coahuila, no hay venta ni de leones ni de tigres, ni de iguanas, vienen de otros estados. Ellos tienen su registro. Los compradores, los turistas, compran los animales y se los traen; aquí no permitimos que se vendan. Teniendo su legal procedencia con eso ya amparan la posesión del ejemplar”, comentó Tomás Samuel Heinrichs Loera, delegado.

Añadió que la adquisición de especies de este tipo se ha vuelto muy común, sin embargo exhorta a no tenerlas o a llevar un registro ante la Semarnat, que se encarga de darle la legal procedencia y vigilar que estos se encuentren en buen estado.

“(Las especies) No están en su clima, por lo que se batalla con ellas. Luego hay problemas y la gente los libera, no hallan qué hacer con ellas. Es un problema que no debe de existir”, agregó.

FÁCIL ACCESO

La falta de una ley que prohíba la compraventa de animales permite conseguir un tigre o león muy fácil. Pagando 55 mil pesos, un negocio en Yucatán, envía a cualquier parte del país un cachorro de tigre de Bengala, o por 35 mil un pequeño león.

Estos negocios se anuncian como “empresas responsables”, porque aseguran que entregan los animales con todos los permisos requeridos en México, además de que garantizan que son ejemplares reproducidos en criaderos y no capturados en vida silvestre.

Algunos de los establecimientos piden requisitos y evitar el maltrato del ejemplar, por lo que especifican medidas de espacio y cuidados que deben tener. Si el comprador puede comprobar que el animal estará en buenas condiciones, se realiza la transacción.



La secretaria de Medio Ambiente, Eglantina Canales, señala que poseer uno de estos animales es ya una decisión personal. Señala que están en todo su derecho de adquirir especies exóticas.

“Yo recomiendo que la gente no tenga ese tipo de animales. Legalmente pueden tenerlos, pero están fuera de su ambiente natural. Hay gente a la que le gusta, y está bien. Es una cuestión personal, pero deben tener un permiso y otorgar los cuidados requeridos del organismo que están haciéndose cargo”.

EN CAUTIVERIO


Humberto Gómez es el encargado de El Ranchito El Safari, un pequeño zoológico de reciente apertura ubicado en Arteaga, y que cuenta con más de 200 especies, entre ellas exóticas.

Señala que antes de abrir al público se tenía como propiedad privada. Ya contaban con algunas de las especies que hoy se exhiben. A la fecha, sus mayores atracciones son un tigre de bengala, una cebra y avestruces, especies nacidas en cautiverio.

“Todos los animales tienen sus papeles, tenemos todo en regla. Ya vinieron de Profepa e hicieron algunas observaciones, pero estamos bien. Es un área segura para las familias”, comentó.



Contrario a lo que opinan organizaciones defensoras de los animales, el propietario del zoológico asegura que son animales que están en buenas condiciones, pero sobre todo que no fueron extraídos de la vida silvestre, por lo que están acostumbrados a ciertas condiciones de vida.

“Los animales son tratados lo mejor posible. Los corrales tienen luz propia, son viveros automáticos, se les alimenta dos veces al día. Gracias a Dios tenemos más comentarios a favor que en contra, pero yo pienso que es para darle una oportunidad a la gente que no tiene un recurso para viajar, que los conozca aquí en su tierra, y más con los niños”, mencionó.

La diversidad de especies que albergan ha sido un factor importante para atraer turistas no sólo de Coahuila, sino también de otros estados. No descartan llevar más animales para su exhibición.

EN CONTRA

Organizaciones civiles dedicadas a la protección de los animales han mostrado su inconformidad sobre la posesión de este tipo de animales al señalar que deberían de estar en vida silvestre y no en un reducido espacio.

Alma Salinas, presidenta de Activista Alianza por los Derechos de los Animales de Coahuila, A.C., señala que tener un animal exótico pudiera tratarse de una cuestión de ego para sus poseedores.

“Yo no le veo ningún beneficio. ¿Qué significa para ti tener un tigre en tu casa, una serpiente o una cotorra? ¿En qué te puede llenar un animal que en realidad está sufriendo porque no está en su hábitat, no está viviendo una vida normal que debe estar disfrutando su especie?, cuestiona.

Reprocha a quienes buscan animales exóticos y dice que deberían suplir esa necesidad con otro tipo de cosas, ya que son animales que necesitan de cuidados especiales y una alimentación diferente a la de los animales domésticos.



“Yo me he dado cuenta de gente de bajos recursos con animales de raza, con especies exóticas, iguanas, víboras, en casas de 60 metros donde viven hasta 10 personas, ¿cuál es el sentimiento que tienen?, ¿qué es lo que sienten para que digan es ‘bien fregón porque tiene cualquier animal de estos? Yo no veo cuál es la motivación”, agregó.

Particulares e incluso quienes tienen pequeños zoológicos, argumentan que son animales adquiridos en regla, y que provienen de unidades de manejo ambiental, por lo que son especies que están acostumbradas al encierro, sin embargo, la activista señala que el problema se debería de parar desde los criaderos para que en algún momento se dejen de reproducir.

“Es una cadena que empieza desde los criadores, que los tienen en cautiverio, ahí nacen y ya no pueden ser liberados, pero sí podrían por ejemplo parar, que ya no se sigan reproduciendo, esos animales ahí nacieron y se van a quedar toda la vida porque no saben defenderse, no saben comer, buscar alimento, estoy de acuerdo, pero ahí páralo, no sigas reproduciendo esas especies en cautiverio”, mencionó.

Bisontes, tigres, llamas, alpacas, aves australianas, reptiles africanos, todos ellos son animales que están fuera de su hábitat, pero que en Coahuila, han encontrado una nueva oportunidad de vida, ya sea como mascotas, o como parte de una
exhibición.

LLEGAN A COAHUILA

NOMBRE: Bisonte
ORIGEN: Norteamérica
CARACTERÍSTICAS: Tienen un pelaje marrón oscuro durante el invierno, y uno más claro durante el verano. Llegan a medir hasta 1.60 m de alto y 3 m de largo, y pesan de 450 a 1,350 kg. Tienen pequeños cuernos curvos, los cuales usan para luchar en época de celo y como defensa.



NOMBRE: Llama
ORIGEN: América del Sur
CARACTERÍSTICAS: Son animales de cuello largo y delgado, con pelaje grueso que varía del beige a más obscuro. Tiene rostro pequeño con orejas redondas, y el labio superior hendido. Tiene 32 dientes de los cuales sobre salen los incisivos inferiores.



NOMBRE: Agapornis
ORIGEN: África
CARACTERÍSTICAS: Mide unos 15 centímetros, y su color generalmente es verde, con cabeza color rosa. La diferencia entre una hembra y un macho es que la hembra tiene la cabeza más grande y sus colores más pálidos.



NOMBRE: Cerdo Vietnamita
ORIGINARIO: Asia
CARACTERÍSTICAS: Es un animal vivíparo, que puede llegar a tener de cinco a seis lechones por camada, mide de 45 a 50 cm, con un peso de hasta 65 kg, y pueden vivir hasta 20 años.



NOMBRE: Tigre de Bengala
ORIGINARIO: India, Nepal, Bangladés, Bután, Birmania y Tíbet
CARACTERÍSTICAS: Es un animal carnívoro, y caza desde aves, hasta búfalos, monos o ciervos. Un macho puede llegar a pesar hasta más de 200 kg, y medir hasta 3.10 m de longitud.

NOMBRE: Chachalaca
ORIGINEN: Sudamérica
CARACTERÍSTICAS: Es un ave de color pardo olivo, con el vientre y flancos más claros, el color de sus plumas le ayuda a ocultarse entre los matorrales, es muy adaptable a las temperaturas secas. Se le puede ver cerca de comunidades humanas, debido a que sabe que ahí puede encontrar alimento y agua.



NOMBRE: Ninfas
ORIGEN: Australia
CARACTERÍSTICAS: Es un ave granívora, en su hábitat come semillas, frutas, néctar de flores, además de pequeños insectos. Es un ave de las más pequeñas en su especie, lo cual la hace más ágil y veloz al volar.




Imprimir
te puede interesar
similares