×
hace cerca de 2 meses
[Ciencia]

Ante felicidad o desagrado, neuronas modifican percepción del tiempo

Las neuronas del SMG se activan cuando la experiencia que vivimos se prolonga durante un tiempo específico

Imprimir
Ante felicidad o desagrado, neuronas modifican percepción del tiempo
Foto: Zócalo | Especial
Escuchar Nota


México.- Investigadores de la Universidad de California descubrieron que la percepción que tenemos sobre el tiempo, ya sea acelerada o ralentizada, es distorsionada por un grupo de neuronas cerebrales fatigadas.

El estudio publicado en “Journal of Neuroscience” se basó en una metodología de tipo neuronal, a través de la aplicación de resonancia magnética en 18 voluntarios en siete mujeres y 11 hombres, a los que se les solicitó que diferenciaran entre la duración de tiempo de un estímulo visual de extensión variable y otro de tipo auditivo con perdurabilidad fija.

“Para investigar la base neuronal del tiempo subjetivo, realizamos un estudio de resonancia magnética funcional utilizando un procedimiento de adaptación que nos permitió manipular la duración percibida manteniendo constante la duración física”, explicaron los autores del trabajo, Masamichi J. Hayashi y Richard B. Ivry.

Con el estudio se obtuvo una visible evidencia fisiológica en torno a la codificación de una población de neuronas en la corteza parietal derecha de nuestro cerebro, la cual sería la encargada de reflejar nuestra experiencia subjetiva sobre la duración del paso del tiempo.

Este grupo específico de neuronas se ubican en el “giro supramargnial” (SMG) del cerebro, que conforma la parte inferior del lóbulo parietal. El SMG está asociado a la interpretación del lenguaje y procesos cognitivos superiores, como la lectura o escritura, la memoria de trabajo y el aprendizaje, mientras que el lóbulo parietal funciona como un regulador del sentido espacial, es decir la forma en que se ubica un objeto en el espacio.

cerebro

De acuerdo a la investigación, las neuronas del SMG se activan cuando la experiencia que vivimos se prolonga durante un tiempo específico, regulando nuestra percepción temporal; sin embargo, cuando estás son expuestas por un estímulo que se prolonga por mucho tiempo, las células se fatigan bioquímicamente, alterando de este modo su funcionamiento y nuestra percepción del tiempo.

Es así que la interacción entre neuronas activas y cansadas causa la rapidez o la lentitud de la percepción temporal, todo ello en conformidad de la experiencia vivida, aunado a la memoria, las emociones y la costumbre, que son otros de los factores que influyen en nuestra percepción.

Para los investigadores de la Universidad de California, factores como el contexto aumentan la fatiga de las neuronas SMG, provocando una mayor distorsión del tiempo percibido, como por ejemplo acelerar el momento si la experiencia es agradable, o alargar y alentar la duración de la experiencia si es desagradable, por lo que concluyeron que no debemos confiarnos de nuestro sentido del tiempo, pues este es mutable dependiendo de nuestras impresiones sensitivas.


Imprimir
te puede interesar
{/exp:ce_cache:it}