×
hace 1 mes
[Saltillo]

Apunta al fracaso la Línea Morada

Desdeñan industrias de la región usar agua tratada para sus procesos productivos

Imprimir
Apunta al fracaso la Línea Morada
Zócalo | Josué Cepeda
Saltillo.- A 8 años de su concepción, la Línea Morada está por entrar en operación. El problema es el poco interés de las empresas en utilizar aguas tratadas en sus procesos productivos.

Apenas 20% de las compañías consideradas en un principio por la Comisión Estatal de Aguas y Saneamiento, como potenciales clientes para la comercialización de agua tratada se interesó en el proyecto, a pesar de que la utilización del este tipo de agua en los procesos de producción implica un ahorro de 60% para las compañías y su certificación en materia ecológica.

En un principio, la CEAS contempló a 200 empresas de la zona colindante entre Saltillo y Ramos Arizpe para ofrecerles el agua que genera la planta tratadora ubicada al norte de la colonia Brisas.

De esas 200 empresas, se visitaron 71 que podrían recibir el agua tratada con la primera etapa de la Línea Morada. Solo 15 compañías se mostraron interesadas, 18 no contestaron el cuestionario que les envió la CEAS sobre requerimientos de agua, y 38 señalaron que no tenían interés en comprar agua tratada.

“En este parque vemos industria automotriz, farmacéutica, hay algunas que son del área alimenticia, estas son las que principalmente no están interesadas en agua tratada para sus procesos, son principalmente esos giros”, afirma Antonio Nerio Rodríguez, titular de la CEAS.

RETRASO

El proyecto nació en 2011, durante la administración municipal de Jericó Abramo Masso, y justo 3 años después de la construcción de la planta tratadora de agua al norte de la ciudad.

Sin embargo, diversos problemas, financieros y de planeación han provocado que el proyecto de construir los 7.8 kilómetros de tubería de la primera etapa, que llegan hasta el parque industrial de Ramos Arizpe, se haya retrasado tanto.

Los últimos fueron la realización de obras en las vías del ferrocarril y gasoductos de Pemex, aunque este último que podría ser liberado en menos de un mes. “Cuando se realizan estos trabajos se crea un cerco alrededor y no se puede acercar cualquier persona, inclusive cualquier supervisor tiene que estar acreditado, son muy delicados en estas cuestiones por el tema del gasoducto, y el tema del ferrocarril eso ya lo tenemos cubierto”.

De acuerdo con Antonio Nerio Rodríguez, una vez que se tengan los permisos, serían alrededor de 3 o 4 semanas para concluir la conexión y entonces estaría en posibilidades de comercializar el agua tratada a las empresas del parque industrial de Ramos Arizpe. La Línea Morada tuvo un costo de 56 millones de pesos mezclados entre recursos federales y estatales, más 2.9 millones aplicados recientemente.

El agua que se comercializaría sería apenas de un 10% de lo que produce la planta tratadora: la Línea Morada puede transportar 450 litros por segundo y solamente se estarían aprovechando 45. El resto es desechado al cauce de los arroyos, por lo que la CEAS espera que más empresas puedan interesarse y adquirir agua tratada.


Imprimir
te puede interesar
similares