×
hace 1 mes
[Arte]

Ariel Leviel interpreta el tarot

En su nueva exposición, el artista plástico reflexiona sobre la muerte, la fortuna y la transformación

Imprimir
Ariel Leviel interpreta el tarot
Saltillo, Coah.- Para el sicólogo Carl Gustav Jung el juego del tarot era una forma de conocerse a sí mismo y el camino que se sigue en la vida. Ariel Leviel está de acuerdo con esta idea de interpretación de símbolos para llegar a lo más profundo de la mente propia. Por eso decidió reimaginar a cinco de los Arcanos Mayores en su nueva exposición Fata Astra, la cual se exhibe desde el jueves en la Alianza Francesa.

La Muerte, el Diablo, la Rueda, la Luna y el Juicio han sido acomodadas con la intención de que el observador intérprete en ellas la visión de su mundo, enfocado principalmente hacia el fin de la vida.

“Todos somos efímeros, pero en ocasiones lo olvidamos. Intento que esta exposición nos haga replantearnos esa idea”, señala el artista en entrevista con Zócalo

El universo del tarot se convierte en damas negras que cubren a una niña, en figuras enormes que caminan entre las olas del océano acompañadas de zorros blancos, un dios cuyo martillo está a punto de quebrar la tierra, mientras las ruedas entran en la carne rosa de una mujer. Todas las obras están acompañadas de una figura femenina, cuyos cuernos destacan en la pintura.

Estas imágenes casi fantásticas y surreales se cimientan sobre la imaginación simbólica que Leviel quiere transmitir al público, los invitados a una sesión de lectura de cartas donde ellos son tarotistas y clientes.

“En esta exposición al fin pude jugar con los símbolos, principalmente con las figuras del tarot, una de mis principales influencias no en un sentido astral o de conocimiento arcano, sino como una serie de imágenes que cuando las comienzas a interpretar te dicen, por medio de ti mismo, en qué estás mal. Esta exposición en particular utiliza los arcanos que enmarcaran más fuerte el concepto de la muerte”, detalla el también ilustrador.



El cambio

Fata Astra es también un juego donde el público puede enfrentarse a su destino: ahondar en lo más profundo de sí mismo, si es que tiene la valentía suficiente para reconocerse mediante los símbolos que Leviel ha plasmado en las pinturas.

El autor invita a conocer las actitudes que dañan, el camino transitado y, sobre todo, a reflexionar sobre la muerte. Dialogar con el fin de la vida es el principal objetivo que tiene el tarot dibujado por el artista.

“No quiero que se vea la muerte como algo ajeno a nosotros. Los mexicanos estamos acostumbrados a verla como algo jocoso y divertido, pero en cierto sentido es porque le tenemos miedo. A diario nos despedimos con un ‘nos vemos’, ‘hasta al rato’, ‘hasta mañana’, es ahí en donde presuponemos que hay un futuro, pero no pensamos que la muerte nos puede llegar de un momento a otro.

“No sabemos si nos vamos a morir antes o después, no hay una temporalidad. Fata Astra busca increpar a los espectadores para preguntarles cuándo nos vamos a morir”, menciona.

Sembrar la idea de que cualquiera se puede morir al siguiente minuto no busca asustar, expresa Leviel. Al contario, es una invitación al público para que viva su vida lo mejor que pueda. Además de implementar otro concepto hermanado con el de la Muerte en el tarot: el cambio, el renacimiento.

Para el también animador, los símbolos son tan fuertes en el imaginario de la humanidad que han cruzado un largo camino por la historia en la que han evolucionado y cambiado. Como ejemplo pone al arcano del Diablo, una carta asociada al macho cabrío y que ha perdido su significado inicial.

Leviel tomó estas cartas y jugó con ellas bajo el concepto de la muerte, donde prefirió no plantear la idea de qué es, sino tener la imagen de un fin azaroso en el universo y utilizarlo para hacer algo diferente. No es un juego de confrontación con los arcanos, sino ver cómo estos han cambiado en la deriva de las aguas del tiempo.

Por otra parte, el artista busca dar su punto de vista de la sociedad no como una crítica, sino más bien como anotaciones científicas de cómo el ser humano cambia en el contacto con el otro, como la vida es un acto de performance presencial y eterno.

“Lo que se nota principalmente en estas imágenes es como la piel se estira en los personajes que están ahí. Quiero que estas imágenes funcionen también como un símbolo de como esta ‘tela’ que nos cubre, nos embrolla, es por decir de una forma, lo que nos permite actuar distinto en diferentes situaciones y con otras personas”, concluyó Leviel.

Fata Astra estará en exhibición hasta el próximo diciembre. La entrada es libre.




Imprimir
te puede interesar
similares