×
hace 2 meses
[Clavados]

Aún falta más equipamiento para clavados

La inversión para la adecuada práctica de esta disciplina olímpica en Piedras Negras se va dando en etapas...

Imprimir
Aún falta más equipamiento para clavados
Piedras Negras, Coah.- El equipamiento completo en la disciplina de clavados olímpicos es muy técnico y costoso, y por lo mismo no es posible hacer toda la inversión en una sola exhibición, por lo que aún le faltan algunas cosas a las instalaciones que se encuentran en el Centro Acuático Piedras Negras, en lo que se refiere al entrenamiento funcional, según lo mencionó el instructor de este deporte en dicho inmueble municipal, Francisco Pérez Anguiano.

“Tan sólo el puro trampolín anda sobre los 300 mil pesos, y aquí todavía nos hace falta una área como de gimnasia, espalderas, para hacer entrenamientos funcionales, ya que ese tipo de ejercicios daña menos a las articulaciones y daña menos a los niños, quienes aparte de hacer pesas y correr, también hacen entrenamientos con ligas, con pelotas medicinales, con pelotas de yoga”, afirmó el ex clavadista olímpico.

“Es un sinfín de ejercicios que los niños clavadistas pueden hacer, que son funcionales, y que van a darles mayores beneficios, pero eso ya después lo vamos a hacer en una próxima etapa, por lo pronto lo que es lo básico ya se tiene, ya con lo que tenemos ahorita en el gimnasio en seco se puede avanzar muchísimo, y a mí me gusta pedir con resultados, pero ahorita ya se dio un gran paso, y seguiremos dando pasos firmes en los clavados olímpicos”, manifestó.


EL 70 POR CIENTO DE LA PREPARACIÓN ES EN EL ÁREA SECA

“A más de un año de que iniciamos este proyecto, ya se ve el 50 por ciento de lo que debería de ser, y la verdad es que es un gran esfuerzo el que se ha hecho, ya que no es una inversión barata pero sí necesaria, ya que el 70 por ciento de la preparación de un clavado sobre el agua se hace en el gimnasio en seco, ya que aquí es donde se hacen las abdominales, las lumbares, las lagartijas, los tiempos, el ensayo de la visión de los niños”, declaró.

“Para que los niños puedan hacer dos vueltas o salidas nada más, enseñarles a los niños las posturas, para que sepan cómo deben pararse en el trampolín o plataforma, para lo cual en el gimnasio en seco contamos ya con una plataforma de un metro y medio, que es suficiente para que los niños hagan salidas hasta dos vueltas o dos vueltas a un cuarto al caer la espalda, igual para mortales con giros y paradas de manos en todas las direcciones”, explicó.

“Tenemos también un trampolín a la altura de un metro sobre la fosa seca que está cubierta por esponjas en forma de cubos, que hace las veces de trampolín de tres metros, porque ya los niños pueden hacer de dos a tres vueltas, dos vueltas con un giro o dos giros, igual para todas las direcciones, que son al frente, atrás, inverso o hacia adentro, y tenemos la cama elástica con el cinturón de vueltas, lo cual ayuda a que el niño tenga más visión”, abundó.

“Este cinturón le ayuda al clavadista a que tenga mayor control en el aire, y tenemos los dos trampolines de piso, que están ‘ahogados’ en un pozo, lo cual ayuda a que el trampolín no pegue en el piso y baja más o menos a un metro del nivel del trampolín, y como aquí trabajan más rápido, aquí los niños pueden hacer hasta 20 repeticiones, y mientras más repeticiones tengan, aprenderán mejor, ya que la práctica hace al maestro”, puntualizó.


Imprimir
te puede interesar
similares