×
hace 9 años
[Boy Scouts]

Boy Scouts contra terroristas

Diez minutos de flagrante caos en esta localidad cercana a la frontera con México y un pistolero, un veterano descontento

Imprimir
California.- Diez minutos de flagrante caos en esta localidad cercana a la frontera con México y un pistolero, un veterano descontento de la guerra de Irak, ya ha eliminado a dos personas, una abatida sobre su escritorio y otra bañada en sangre en el piso.

Los oficiales que reaccionan —ocho muchachos y muchachas adolescentes, el más joven de 14 años— encaran cables de detonación, una tenue nube de gas tóxico y tiros ruidosos —BAM, BAM— disparados por detrás de una endeble pared. Ellos se mueven rápidamente, con rifles de perdigones y pasamontañas. “¡Patrulla Fronteriza de EU. Arriba las manos!”, grita uno de ellos con determinación adolescente, mientras el sospechoso es sometido.

El programa Exploradores, afiliado a los Boy Scouts de América, que empezó hace 60 años, entrena a miles de jóvenes en técnicas para confrontar terrorismo, inmigración ilegal y la creciente violencia fronteriza —una intensa escalada de una de las misiones más viejas del grupo, la de preparar a los jóvenes para trabajos más tradicionales como policías y bomberos.

“Esto se trata de ser niños y niñas de verdadera sangre estadounidense”, dijo A. J. Lowenthal, subalguacil en el condado Imperial, cuyo reloj de vida, explica, gira en torno a los acontecimientos de los Exploradores a quienes entrena. “Va bien con el honor y el valor de los Boy Scouts”.

El entrenamiento, que según los líderes no está pensado para ser aplicado más allá de la zona del simulacro, puede implicar perseguir a quienes cruzan ilegalmente la frontera, así como situaciones más peligrosas que incluyen enfrentar terroristas y eliminar a “pistoleros activos”, como los que disparan y llevan la muerte a las escuelas. En un ejercicio aquí de una redada contra un campo de mariguana, varios Exploradores fueron instruidos sobre cómo calmar a un centinela bravucón.

“Ponlo bocabajo con una rodilla en la espalda”, explicó un agente de la Patrulla Fronteriza. “Garantizo que se callará”.

Un participante, Felix Arce, de 16 años, dijo que le gustaba “la disciplina del programa”, que era algo de lo que su vida carecía. “Quiero ser abogado, y esto te enseña sobre cómo se cometen los crímenes”, dijo.

Cathy Noriego, también de 16 años, dijo que fue atraída por las armas. El grupo utiliza en los ejercicios rifles de aire comprimido —que disparan pequeños perdigones de plástico— y a veces disparan fusiles verdaderos.

“Me gusta dispararlos”, dijo Cathy. “Me gusta el sonido que hacen. Me emociona”.

Si hay críticos del contenido o el propósito de la instrucción para la aplicación de la ley, no lo han hecho saber a la organización nacional de Exploradores en Irving, Tex., o a los voluntarios aquí, dijeron funcionarios nacionales y líderes locales. Se dice que los Exploradores han enfrentado problemas con el paso de los años. Ha habido numerosos casos en las últimas tres décadas en los que policías que supervisan a Exploradores han sido acusados, en causas civiles y penales, de abusos sexuales a los jóvenes.

Hace varios años, dos profesores de justicia criminal de la Universidad de Nebraska publicaron un estudio que encontró al menos una docena de casos de abuso sexual en la última décadaque implican a policías. Los líderes adultos de los Exploradores ahora son obligados a tomar un programa de capacitación en internet sobre malas conducta sexuales.

Muchos funcionarios encargados de la aplicación de la ley, especialmente los que trabajan para la creciente Patrulla Fronteriza, parte del Departamento de Seguridad Nacional, han ayudado a conformar el objetivo del programa y ven a los Exploradores que entrenan como potenciales agentes. Los oficinas de los Exploradores están adjuntas a varias agencias, inclusive el FBI y cuerpos locales de policía y de bomberos, que los patrocinan a la manera en que las iglesias patrocinan a los Boy Scouts. “Nuestro objetivo final es formar más agentes”, dijo abril McKee, un alto oficial de la Patrulla Fronteriza e instructor aquí.

La membresía en los Exploradores ha sido supervisada desde 1998 por una filial de los Boy Scouts llamada Aprender para la Vida, que ofrece 12 programas, incluyendo algunos orientados a la aviación, la medicina y las ciencias. Pero de las más de dos mil oficinas de aplicación de la ley en el país, las de los Exploradores son las más populares, totalizando 35 mil miembros del grupo de 145 mil, dijo John Anthony, director nacional de Aprender para la Vida. Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, y las guerras en Irak y Afganistán, muchos oficinas han puesto énfasis en la lucha contra el terrorismo y otras amenazas menos convencionales.


Imprimir
te puede interesar
similares