×
hace 2 meses
[Ajedrez]

Camila y Josué, llevan el ajedrez en la sangre

Los pequeños de cinco y seis años siguen los pasos de su padre, quien les inculcó la disciplina mental, logrando calificar.

Imprimir
Camila y Josué, llevan el ajedrez en la sangre
En su hogar, nos muestran orgullosos los reconocimientos de su participación en el Nacional en León, Guanajuato.
Castaños, Coah.- La edad no es impedimento cuando se trata de aprender, prueba de ello son los pequeños Josué Emiliano, de apenas cinco años, y su hermana Camila García Sánchez, de seis, quienes a su corta edad han participado en torneos nacionales donde se han ganado su pase para asistir a las próximas justas internacionales en el XIII Campeonato Norteamericano de la Juventud, del 12 al 16 de julio en Nueva Jersey, Estados Unidos, y en El Salvador, los días 11 al 18 de diciembre del presente año.

Hijos del matrimonio conformado por Josué García García, empleado de Altos Hornos de Mexico, jugador de este deporte desde hace tiempo, e Iliana Isabel Sánchez Chávez, los niños participaron en el Campeonato Nacional e Internacional Abierto Mexicano de Ajedrez 2017, en León, Guanajuato, que se celebró del 12 al 16 de abril.

“He sido jugador desde los 14 años, posteriormente me hice maestro de ajedrez en escuelas desde nivel primaria hasta universidad, desde que nacieron mis niños poco a poco veían que yo jugaba ajedrez en torneos, y a los cuatro años que es cuando tienen noción de cómo se juega, comencé a enseñarles la técnica, movimiento de piezas, nombres y gradualmente lo fueron aprendiendo”, nos indica en la entrevista realizada por Zócalo Monclova.

Explicó que luego de una serie de enseñanzas y técnicas de juego, los inscribió en su primer torneo.

“Los metí a un torneo hace un año en Monclova, nuestra hija Camila, obtuvo su primer medalla de tercer lugar, y a partir de ahí es como empecé a reforzar las tácticas y estrategias del juego, que los llevó a participar en diversos torneos, les fue muy bien y en enero estuvieron en un torneo en San Antonio, Texas, obteniendo los primeros lugares de su categoría”, comentó.

Además participaron en el torneo más importante a nivel nacional, en la categoría Sub 8, que es la categoría más pequeña acostumbrada en el ajedrez.

“La justa pasada en León, Guanajuato, es el torneo abierto nacional más importante del año en el país, siendo en esta categoría Sub 8, mi niña Camila se colocó en el cuarto lugar nacional, pues las tres niñas que quedaron sobre ella tenían ya mayor experiencia en estos eventos”, expuso.

Gracias a su actuación, la pequeña Camila logró obtener los avales para participar en el Panamericano Escolar que se celebrará en San José, Costa Rica y en el norteamericano también.

“Como padres, para mi esposa Iliana y yo, es un gran orgullo que nuestros hijos destaquen, les llama la atención el ajedrez, es un juego para disfrutar y les deja mayor nivel de pensamiento, va relacionado con las matemáticas y les ha ido bien en este renglón a su edad en la escuela, es un orgullo lo logrado por nuestros hijos”, explica.

Consideró que el juego del ajedrez, para quien lo disfruta no es tan difícil como aparenta, pese a que cada pieza tiene su valor y movimiento diferente, practicándolo a menudo se convierte en un gusto.

“Cuando ven que alguien gana una medalla o un trofeo se motivan, lo disfrutan, lo estudian, les va bien, pese a que es tardado según los tiempos que se marcan en estos encuentros, los cuales puede llevar un tiempo estimado de 60 minutos en juego abierto”, añadió.

Pese a su corta edad, los niños han dado ya una serie de satisfacciones ha sus padres y para ellos ha sido lo máximo, señala Iliana Isabel Sánchez Chávez, madre de los pequeños.

“Una vez que terminaba su juego, nos avisaban y se iban a jugar porque son niños, vuelven a su mundo infantil, en lo que esperan la siguiente ronda, no los presionamos, para que den un buen resultado se tienen que divertir, no se les puede negar, los resultados se pueden mejorar”, enfatizó

FALTAN RECURSOS PARA VIAJE

Los padres de los pequeños ajedrecistas Josué y Camila, analizan los gastos que implicarían los viajes y los fondos que se requieren para lograr este sueño de representar al país en El Salvador, requiriendo recursos, los que comenzarán a buscar a través de padrinos, patrocinadores o quien desee aportar algo para lograrlo.

“Como ya son etapas internacionales, la dificultad aquí radica en el aspecto económico, tienen que ir acompañados de un adulto, lo que incrementa los gastos y es la principal dificultad que tenemos ahorita, analizamos la manera de buscar algún patrocinio de empresas locales o del mismo Gobierno del Estado, pese a que es temporada electoral”, comentaron.

Dijo que buscaría el apoyo del sector empresarial e industrial para ver si pueden sumar a la colecta mientras tanto, se dijo muy agradecido con la empresa AHMSA por otorgarle los días de vacaciones cuando se requieren para los torneos de los niños.

“Sería una buena opción para mí que trabajo en AHMSA, si nos pudieran apoyar para el viaje de mis hijos, para que puedan asistir a esta justa deportiva y compitan con niños de otros países”, expuso.

Por su parte, los pequeños en cortas palabras dijeron sentirse felices de que han logrado con el apoyo de sus padres llegar a practicar el deporte con el que vieron a su padre ganar diversos torneos.


Imprimir
te puede interesar
similares