×
hace 1 semana
[Saltillo]

Carencias no detienen aspiraciones de niños

Economía familiar aflora creatividad para aprender.

Imprimir
Carencias no detienen aspiraciones de niños
Saltillo, Coahuila.- Ante la falta de aportaciones económicas de los padres de familia para recabar material en el Jardín de Niños Karla Wheelock Aguayo, ubicado en la colonia Diana Laura, alumnos y educadoras optan por trabajar con material reciclado.

Desde el inicio del ciclo escolar, la mayoría de los niños llegó sin los útiles escolares más básicos para trabajar, “muchos de los padres trabajan en la obra y el poco dinero que ganan es para alimentar a sus hijos”, asegura la educadora Jazmín Tovar Ruiz.

“Tuve que modificar toda mi planeación porque anteriormente estuve en jardines de niños donde podía pedir a sus padres algún material, una botellita de pintura o pliegos de papel y todos lo llevaban, pero aquí es diferente”, comenta.

Cuenta que la mayoría de las madres de familia hace un esfuerzo extraordinario para traerles algo de fruta o taquitos en la hora de recreo e incluso para trasladar a sus hijos al kínder, aunque también existen casos de pequeños que no tienen alimentos durante el descanso.

Gastos como la limpieza y el agua purificada para beber, son pagos que a la fecha no se han cubierto por los padres pese a que las cantidades no exceden los 30 pesos.

“Ahora sólo les pido materiales que puedan conseguir fácilmente, en su mayoría reciclados, botes, tapas y otros recursos que podemos utilizar para sustituir plastilina, pintura o papel de colores, siempre considerando su economía”, expresa.

Aunque los pequeños recibieron un paquete de útiles escolares del Gobierno estatal al inicio del año sólo contiene un ábaco, pegamento blanco, una caja de crayones y un memorama, insuficientes, según la educadora, para desarrollar las actividades didácticas de prescolar.

“Para poder trabajar los niños necesitan materiales que puedan manipular con sus manos, plastilinas o pinturas, por decir algunos, y son cosas a las que no se puede tener acceso fácilmente”, comenta.

Sin embargo, los 34 niños que forman parte de este plantel de preescolar acuden sin falta cada día a tomar sus clases y forjar sueños como llegar a ser un futbolista famoso, un bombero o un policía, mismos que los motivan a seguir estudiando.

EL CONTRASTE

Aunque algunas madres de familia hacen el esfuerzo de que los pequeños cumplan con su uniforme, pago de cuotas y útiles escolares, hay quienes se niegan a cubrir los pagos y se justifican diciendo que no “hay dinero” a la hora de solicitar una hoja de papel.

Sin embargo, compran celulares costosos o hacen pagos de televisión privada, asegura Aurelia Ramírez, madre de familia, quien se ofreció a limpiar las pequeñas áreas del jardín de niños en lugar de hacer ese pago anual.

“Si yo no tengo, pienso en aportar algo para la educación de mis niños, pero no digo que no tengo dinero y no pago, para después comprarme ropa o celulares muy caros”, expresó.

BENEFICIADOS

» Las condiciones de esta escuela llevaron a Zócalo Saltillo a elegir el Jardín de Niños Karla Wheelock Aguayo como uno de las beneficiados dentro del programa 42K con Causa para compartirles mochilas y útiles escolares donados por nuestros lectores. Los pequeños alumnos agradecieron el apoyo.


Imprimir
te puede interesar
similares