×
hace 2 meses
[FILC 2018]

‘Catón’ presentará sus Teologías para Ateos

La FILC 2018 se suma este año a los festejos del onomástico número 80 Armando Fuentes Aguirre

Imprimir
‘Catón’ presentará sus Teologías para Ateos
Saltillo, Coah.- “Los años de juventud enseñan a escribir, los años de madurez enseñan a borrar”, sentencia Armando Fuentes Aguirre “Catón” al momento de reflexionar sobre sus 80 años de vida, la mayoría de ellos dedicados al periodismo, la literatura y la docencia.

“Los años nos van desnudando de nimiedades, de fruslerías, de frivolidades, y nos van haciendo que fijemos nuestra atención en lo que verdaderamente importa”, añade con esa elocuencia que le valió su apodo hace ya varias décadas.

La Feria Internacional del Libro Coahuila 2018 (FILC) se suma a la celebración del cumpleaños número 80 del cronista de la ciudad, que hoy, a las 17:30 horas, presentará su reciente libro: Teologías para Ateos. Reflexiones Sobre Dios, la Eternidad y el Alma (Planeta, 2018).

Sentado en una cafetería del norte de la ciudad, acompañado de su esposa María de la Luz, el escritor sonríe cuando hace un repaso de su trayectoria profesional. No es para menos, leído diariamente por millones de personas –a quienes se refiere cariñosamente como sus cuatro lectores–, autor de varios libros y referente de la Universidad Autónoma de Coahuila, el cronista ve con satisfacción el camino andado, aunque, aclara, todavía le queda por delante un buen trecho que recorrer.

“Alguna vez Artemio de Valle

Arizpe, al celebrar un aniversario como éste, leyó un bellísimo texto que escribió acerca de su vida y su trayectoria. Y las palabras con las que empieza ese precioso escrito no se me han olvidado: he caminado leguas y leguas, todas las leguas que Dios ha querido y me siento cansado y un poco triste. Yo podría repetir esas palabras hasta la mitad, yo también he caminado leguas y leguas, todas las leguas que Dios ha querido, pero contrariamente a él yo no me siento cansado ni me siento triste. Tengo buena salud, a Dios gracias, conservo el asombro ante las cosas, la alegría de vivir y cada viaje que hago es un nuevo estímulo para el siguiente.

“Sigo viajando, quizá más de lo que debería, sigo escribiendo mis columnas como he hecho desde hace más de 60 años, y no he perdido ese gozo de vivir. Por eso puedo decir que mis 80 años no sé si han sido bien vividos, pero sí sé que han sido bien gozados, con el gozo que da la satisfacción de unirme con mi prójimo a través de mis escritos, de conocer este extensísimo y hermosísimo país, de hablar con tanta gente en el curso de mis viajes, de entrar a tantas vidas, de oír tantas jocosas anécdotas, de disfrutar la rica y variada gastronomía de México, y en lo más íntimo, de disfrutar el amor de mi familia, de mi esposa que ha sido mi inspiración, mi apoyo, mi consejo, mi amor a lo largo de todos estos años”.

Todos los días, Fuentes Aguirre se levanta a las 5 de la mañana para redactar los textos del día. Esto no es un sacrificio, al contrario, el autor de Plaza de Almas ha dicho en más de una ocasión que escribe con gusto, y que lo haría aunque no le pagaran –pero, dice entre risas, espera que sus editores no se enteren de esta buena disposición.

“La verdad es que todos los escritores, cuando escribimos sobre cualquier tema, estamos escribiendo de nosotros mismos, de lo que sabemos, de lo que conocemos. Y lo que se sabe y lo que se conoce, es lo que se es.

“Hay una frase que dice ‘somos lo que comemos’, igual podría decirse ‘somos lo que leemos, lo que oímos, lo que vemos’. Eso de ‘somos lo que comemos’ pertenece a nuestra dimensión física o fisiológica, pero lo que leemos, lo que vemos, oímos y hablamos, pertenece a una dimensión mucha más trascedente que es la visión interior, vale decir del alma, del espíritu. Y yo he procurado plasmar esa visión en mis libros”, expresa el fundador de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UAdeC.

En cuanto al futuro, “Catón” señala que espera vivir “hasta lo último, es decir, darme hasta lo último, ¿a quiénes? A todos, a mis lectores, a mi esposa, a mis hijos”.

Divinidad amorosa

En su reciente libro, Teologías para Ateos, “Catón” refiere que hay un personaje que nunca aparece en los periódicos: “se llama Dios”.

“Eso me hace pensar, o temer, que esté desapareciendo ese concepto. Las religiones, las iglesias tienen cada vez menos adeptos como resultado de muchos malos usos que se ha dado a la religión”, explica sobre un título que muestra una serie de reflexiones en torno a la fe, la esperanza y el amor.

“Siento que mi relación con Dios es la misma de la flor, de la oruga, de la estrella, del perro o del niño, es decir, la relación de una criatura con el creador, que básicamente es una relación de gratitud. Yo no soy capaz de pensar en un Dios castigador, por ejemplo, un Dios que es capaz de condenar a sus hijos a tormentos eternos. No me cabe ni en la cabeza ni en el corazón pensar en un Dios así, y este libro está dedicado a expresar ese sentimiento, mi absoluta creencia en un Dios de amor que ha ordenado todas las cosas para bien, aún las que nos parecen mal, aún las que no somos capaces de entender”.

El cronista aclara que este libro no viene del remordimiento, tampoco de que haya sentido en algún momento la cercanía de la muerte.

“Este libro no es un testamento, no es el libro del hombre que se acerca a la muerte y que por ello busca a Dios. Por principios de cuentas no creo en la muerte, sólo creo en la vida, pienso que la muerte es la puerta a otra vida, no sé qué vida sea esa, pero siento que la muerte es como un nacimiento y entonces expreso todos esos pensamientos aquí”.

Vital y lleno de ese buen humor que lo caracteriza, Fuentes Aguirre señala que ya está planeando otro libro completamente distinto al que presentará hoy en la Sala Julio
Torri.

“Va a ser un libro totalmente alejado de este, casi podría decir contrario a este, opuesto, porque este libro habla de las cosas del alma y quiero hacer un libro que hable de las cosas del cuerpo, porque para mí el cuerpo es tan valioso como el alma, principiando porque es su residencia. Un libro vital y cuando lo haga, a lo mejor ese sí es el último, porque expresaría más lo que he sido, quizá más cuerpo que alma”, dice con una sonrisa.


Imprimir
te puede interesar
[Piedras Negras]
hace cerca de 24 horas
[Arte]
hace 9 horas
[Seguridad]
hace 8 horas
[Deportes]
hace 8 horas
similares